Inicio NOTICIAS “Dijimos todo lo que el poder y la impunidad quisieron ocultar”

“Dijimos todo lo que el poder y la impunidad quisieron ocultar”

Por
0 Comentario

Kollmann.-Pag12.-Con estas palabras, Diana Malamud, una de las referentes de Memoria Activa (MA), sintetizó el lugar que los actos de los lunes ocuparon en el reclamo de los familiares de las víctimas de la AMIA. Entre lágrimas y una enorme emoción, a las 9.54, la hora del atentado, los integrantes de Memoria Activa cerraron ayer el ciclo de los 543 actos ininterrumpidos de los lunes.
Mucha gente se acercó a la Plaza Lavalle para estar presente en ese último lunes. Los familiares y los amigos se abrazaron fuertemente y casi todos los discursos terminaron con los ojos bañados en lágrimas. «Fueron diez años en los que estuvimos aquí con sol o con lluvia, viendo transcurrir la vida y mientras nuestras familias cambiaban para siempre. Cuando muchos les rendían pleitesía a Carlos Menem, al lamentable juez Galeano y al titular de la DAIA, Rubén Beraja, nosotros logramos su condena social. Salimos a la calle solos, recorrimos los pasillos de los tribunales, tanto que ya reconocían nuestras caras. Conseguimos un veedor para el juicio oral, que apartaran a Galeano de la causa, demostramos que la investigación fue un fraude y así lo ratificó el fallo del tribunal oral. Esta plaza fue testigo de nuestra lucha», concluyó Adriana Reisfeld, quien perdió a su hermana en el atentado.
Hubo un emocionado recuerdo para Norma Lew, fallecida hace unos años, cuando era titular de Memoria Activa. Antes del atentado, Lew dirigía todo el área de acción social de la AMIA y allí trabajaba también su hijo. Ella sobrevivió a la bomba, pero su hijo no. Aún en medio de ese drama, Lew tuvo las fuerzas necesarias para convertirse en una de las máximas dirigentes de los familiares en los momentos más duros, cuando cuestionar la investigación era ir contra la corriente.
Los lunes de Memoria Activa terminaron ayer, pero la agrupación se fijó un plan de trabajo para seguir con los reclamos de los familiares. Un punto clave es la destitución del juez Galeano. «Los integrantes del Consejo de la Magistratura nos hicieron una broma –dijo en su discurso Reisfeld–. Este martes 28 de diciembre tenían que votar el pedido de juicio político a Galeano. Pero es el Día de los Inocentes y prefirieron no trabajar. Señores del Consejo: les pagamos para que trabajen. Como broma, fue muy mala y como realidad es triste, muy triste. Estaremos el 10 de febrero, como lo hicimos durante los últimos dos meses, en la demorada sesión que ustedes convocaron para tratar el juicio a Galeano. Allí estaremos».
También Memoria Activa seguirá, a través de su abogado, Pablo Jacoby, la causa por las irregularidades cometidas durante la investigación del caso AMIA. Ese expediente, también demorado, lo instruye el juez Claudio Bonadío. Al mismo tiempo, MA continuará con la denuncia que realizó en la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) contra el Estado argentino por privación de justicia. La CIDH designó un veedor en el juicio oral y se espera su informe final en el que hará la evaluación sobre el fallo y la actuación de los magistrados. Por último, MA le reclamó al Gobierno que se acelere la designación de Alejandro Rúa, titular de la Unidad AMIA del Ministerio de Justicia, al frente de la Dirección de Investigaciones de la Oficina Anticorrupción como una forma de acelerar el trabajo sobre varias pistas que están pendientes en la investigación del atentado.
Los dirigentes de Memoria Activa agradecieron a parte del periodismo, entre ellos a este diario, y al canal Crónica que todos los lunes transmitió los actos. También al CELS que se unió a la difícil tareajudicial, a los abogados de la agrupación Alberto Zuppi y Pablo Jacoby, y sobre todo, a un grupo de gente que no faltó a ninguno de los 543 lunes.
«Estaremos ahí, vigilando el vergonzoso proceder que trata de cubrir con un manto de impunidad a los que todos sabemos quiénes son: son parte de este contrato que le permite y le permitió a Galeano obrar con impunidad en un expediente amparado por Menem y Corach. Por eso renovamos nuestro grito: ‘justicia, justicia, perseguirás’. Es nuestro grito para seguir viviendo’, concluyó Enrique Churba.

También te puede interesar

Este sitio utiliza cookies para mejorar la experiencia de usuario. Aceptar Ver más

WhatsApp chat