Inicio NOTICIAS El tradicional clima navideño está regresando a la ciudad donde nació Jesús.

El tradicional clima navideño está regresando a la ciudad donde nació Jesús.

Por
0 Comentario

(Reuters).- El tradicional clima navideño está regresando a la ciudad donde nació Jesús.

Belén fue azotada por una ola de violencia cuando, hace más de cuatro años, comenzó la revuelta palestina en los territorios ocupados por Israel y los extremistas empezaron a combatir a las fuerzas israelíes en las calles de la ciudad. Tras la imposición del toque de queda, los ciudadanos se arriesgaban a salir entre tanques y tropas para acudir a los servicios en las iglesias o para abastecerse en los pocos negocios abiertos.

La Navidad de 2004 es una historia distinta. Después de años en los que los peregrinos cristianos no vieron ni una señal de paz allí, ahora comienza a revivir la industria que alguna vez fue el pilar de la economía de Belén.

Las tropas de Israel no han irrumpido en Belén desde enero y, ahora, para ingresar en la ciudad, sólo se requiere una rápida verificación por parte de soldados en el sur de Jerusalén.

Los palestinos se atreven a creer nuevamente en la paz tras la muerte de Yasser Arafat, mientras florecen las posibilidades de que se reanuden las conversaciones para la creación de un Estado palestino entre el sucesor del fallecido líder e Israel.

«No creemos que Arafat fuera un obstáculo para la paz, como decía Israel, pero tenemos la esperanza de que vendrán tiempos mejores con Abu Mazen [seudónimo de Mahmoud Abbas, el más probable sucesor de Arafat]», dijo Epiphany Tabash, un vendedor de souvenirs.

Sin vacantes

Después de un año en el que no se produjo derramamiento de sangre, y sin tropas israelíes en las antiguas calles, en la bíblica ciudad cisjordana se vive un clima más relajado. El espíritu y la actividad de la Navidad están en un nivel que no se veía desde 1999, el último año de relativa paz.

El hotel Belén, el mayor de la ciudad, ya no tiene habitaciones libres para la Nochebuena y el hotel Paradise recientemente volvió a abrir sus puertas tras haber sido dañado por las municiones de tanques israelíes.

Alentados por el retorno de la calma, los peregrinajes a Belén aumentaron más del 50 por ciento, hasta llegar a las 100.000 personas en los primeros once meses de 2004. Con la llegada de la Navidad, grupos de visitantes, entre los que hay rusos, italianos y nigerianos, han aparecido en la Plaza del Pesebre.

La ciudad abrió el martes pasado un mercado navideño y embelleció la Plaza del Pesebre con un gran árbol de Navidad y adornos festivos.
Fte L NAcion

También te puede interesar

Este sitio utiliza cookies para mejorar la experiencia de usuario. Aceptar Ver más

WhatsApp chat