Inicio NOTICIAS Los colonos recurren al Holocausto para protestar por su evacuación

Los colonos recurren al Holocausto para protestar por su evacuación

Por
0 Comentario

Ruth está, como cada día, sentada detrás del mostrador de su pequeña tienda de libros religiosos en el asentamiento judío de Neve Dekalim, el más grande del bloque de colonias de Gush Katif en Gaza.

Como cada día, está absorta en la lectura del Pentateuco. Apenas levanta la vista de sus páginas. Ni siquiera cuando se abre de golpe la puerta de su local. Pese a su concentración a prueba de clientes, Ruth no es ajena a la enorme polémica en todo el país por la decisión de la que ella es partícipe. No hace falta más que mirar a su pecho, que luce en todo su esplendor una estrella naranja de David, muy parecida a la que los nazis obligaron a utilizar a los judíos en los guetos europeos.

Si todas las comparaciones son odiosas, ésta mucho más. Pero no para Ruth. «Mis padres fueron unos supervivientes de la Shoah (palabra en hebreo para referirse al Holocausto). Mi madre está enterrada en el cementerio de Gush Katif y ahora ¡unos judíos! nos quieren echar de nuestra tierra, de la tierra que Dios nos había destinado y quieren que saquemos de aquí a nuestros muertos. Nadie tiene derecho a decir que me tomo la Shoah a la ligera. Varios miembros de mi familia murieron en los campos de concentración nazis pero teníamos que hacer algo para que el resto del país despertara de su letargo y no permitiera este crimen», comenta mientras explica que acaba de regresar del cementerio donde ha depositado una estrella naranja de David en la tumba de su madre.

La iniciativa de los colonos de Gush Katif de pegarse una estrella naranja de David en el pecho ha provocado un verdadero terremoto en Israel. «Esta vez se han pasado. Comprendo su dolor por perder sus casas pero el asesinato deliberado de 6 millones de judíos en las cámaras de gas nazis es un hecho tan significativo que no puede ser comparado con nada más en el mundo», dice el que fue Rabino Jefe de Israel, Israel Meir Lau.

Responsables del Yad Vashem (Museo del Holocausto) y del Centro Simón Wiesenthal, especializado en la caza de nazis, han puesto asimismo su grito en el cielo. «Lo que hacen es irresponsable e irrespetuoso con la memoria de las víctimas. La Shoah debe ser un elemento de unión en la sociedad israelí. Lo próximo que harán será comparar a Ariel Sharón con Hitler. No se puede consentir», dicen desde ambas instituciones.

La llamada a la rebelión de los líderes de los colonos contra la evacuación de Gaza, el llamamiento a violar la ley si es necesario, ha situado a Israel en un escenario que no vivía desde los meses anteriores al asesinato en noviembre de 1995 de Isaac Rabin por un extremista judío. Muchos se temen lo peor. El jefe de la Policía israelí cree que de haber una oposición masiva a la evacuación, en la que se verán involucrados el Ejército y 5.000 agentes desarmados, será imposible llevarla a cabo.

La confrontación ha saltado a la opinión pública. Enfrente se sitúa un centenar de padres israelíes que han sacado a la luz una carta abierta instando a sus hijos a dejar el Ejército, y a negarse a participar en operaciones ilegales, inhumanas e inmorales en los Territorios Ocupados Palestinos.

En su tienda, con su estrella de David en el pecho, Ruth no deja de leer el Pentateuco. Su único respiro, para recordar la memoria de sus padres, supervivientes de un Holocausto hoy manipulado por intereses políticos.
Fte ABC

También te puede interesar

Este sitio utiliza cookies para mejorar la experiencia de usuario. Aceptar Ver más

WhatsApp chat