Inicio NOTICIAS Irán no renuncia a su programa nuclear y prueba nuevos misiles de gran alcance

Irán no renuncia a su programa nuclear y prueba nuevos misiles de gran alcance

Por
0 Comentario

El presidente iraní, Mohamed Jatami, reiteró ayer que Teherán no renunciará al derecho a desarrollar su programan uclear, el mismo día que se probó en el país una nueva versión del misil Shihab-3, con un alcance de 2.000 kilómetros y capaz de impactar en Israel. «Irán está dispuesto a presentar garantías (a la UE) de que no intentará adquirir o desarrollar armas nucleares, o usar su programa nuclear para fines militares», agregó Jatami.

El presidente iraní hizo estas declaraciones un día antes de que representantes alemanes, británicos y franceses se reúnan hoy en Viena con el jefe del programa nuclear iraní para presentarle la última propuesta europea, en un intento de convencer a Teherán para que suspenda el enriquecimiento de uranio y evitar así tener que llevar el caso ante el Consejo de Seguridad de la ONU. Alemania, Reino Unido y Francia ofrecerán a Teherán una serie de incentivos económicos a cambio de que Irán acceda a interrumpir la actividad de las centrifugadoras nucleares con las que enriquece uranio. «La única forma de alcanzar una solución para el asunto nuclear de Irán es el diálogo y la negociación», insistió el presidente iraní y líder de los reformistas.

Mientras tanto, Irán anunció haber realizado ayer mismo con éxito tres pruebas con la nueva versión del misil Shihab-3, que podría alcanzar -con ojivas eventualmente nucleares- objetivos en Israel ymás allá. El ministro de Defensa iraní, el almirante Ali Chamkhani, afirmó al anunciar las pruebas que éstas se realizaron en presencia de «observadores que tenían dudas sobre nuestra capacidad balística, pero no eran observadores extranjeros».

Estas pruebas balísticas han llevado por nombre Escudo Defensivo y el ministro de Defensa iraní las justificó ayer con contundencia: «El aumento de nuestro poder nacional -afirmó Chamkhani- es una necesidad». Teherán siempre ha insistido en que sus misiles son de uso defensivo y que solamente serían utilizados para responder un ataque de Israel o Estados Unidos contra sus instalaciones nucleares. Irán probó el pasado 11 de agosto una versión optimizada del Shihab-3, un misil basado en el misil norcoreano Nodong-1 y modificado con tecnología rusa, cuyo alcance se calculaba hasta entonces entre 1.300 y 1.700 kilómetros. Tras las pruebas realizadas en agosto, según fuentes israelíes y también iraníes no oficiales, el misil puede alcanzar más allá de los 2.000 kilómetros.

También te puede interesar

Este sitio utiliza cookies para mejorar la experiencia de usuario. Aceptar Ver más

WhatsApp chat