Inicio NOTICIAS Comunicado del BUR. Haz lo que yo digo pero no lo que yo hago II

Comunicado del BUR. Haz lo que yo digo pero no lo que yo hago II

Por
0 Comentario

En la campaña política que viene realizando Acción Plural Comunitaria venimos encontrando ciertas afirmaciones que podrían inducir alguna confusión en quienes reciban dicha propaganda sin prestar la debida atención al contenido. Nos referimos específicamente a su declaración, hecha pública en distintos medios de prensa, en la que se atribuyen la representación política de entidades socio-deportivas y de escuelas de la Red Escolar Judía, lo cual, evidentemente, constituye un verdadero despropósito si se considera que ambas, lejos de conformar partidos políticos, están integradas por personas qué, con distintas ideologías o puntos de vista, participan de diversas organizaciones políticas comunitarias o de ninguna de ellas. 
Lo que acabamos de decir no es sólo nuestra opinión, era también el criterio de Acción Plural Comunitaria que, según se sabe, en Enero de 2011 le solicitó a la federación de socio-deportivas, FACCMA, que se expidiera sobre el particular a través de un comunicado.
Finalmente FACCMA accedió y dicho comunicado, entre otros conceptos, terminó expresando lo siguiente: «queremos destacar que esta entidad “representa a 42 instituciones afiliadas de todo el país, con diversas características, que -a su vez- albergan a asociados directos que poseen distintas concepciones políticas, religiosas y conceptuales”, razón por la cual “representa a estas instituciones en cuestiones de identidad federativa, pero nunca en condicionamientos hacia personas o lineamientos políticos”, prosiguió el texto. Respecto de las elecciones de la AMIA, las autoridades de FACCMA “consideramos que es éste un ámbito de decisión privado de las personas y que no le corresponde a la Federación arrogarse dicha representación”» (2)
En otras palabras: Los mismos que otrora reclamaban que las instituciones socio-deportivas no podían tener representación política, ahora demandan esta representación para sí mismos. Sin duda, se trató de un formidable proceso de reconversión ética a través del cual, lo que antes estaba mal, pasó a estar bien; vale decir, un nuevo caso de “haz lo que yo digo pero no lo que yo hago”.
Sin embargo, a pesar de este curioso caso de mutación de las convicciones que acabamos de referir, hay preguntas que siguen en pié: Si antes aseveraban que los establecimientos socio-deportivos “albergan a asociados directos que poseen distintas concepciones políticas, religiosas y conceptuales” ¿Por qué ahora se adjudican la representación política de los mismos? ¿Hicieron acaso algún tipo de elección interna para conocer la voluntad mayoritaria de los socios a este respecto? Y si no lo hicieron ¿Qué es lo que legitimaría la pretendida representatividad que invocan?
Por lo demás, estos vehementes afanes de representatividad, se manifiestan también a la hora de auto-definir como está conformada su alianza, y para ello apelan a un llamativo cúmulo de denominaciones, destinadas por cierto a impresionar al lector distraído, y que no son otra cosa que variaciones lingüísticas o literarias que tienen muy poco que ver con la realidad. En efecto, cuando leemos que Acción Plural Comunitaria está integrada por («Acción Plural, Frente Comunitario, FEDECC, Avodá, Plural JAI, Seminario Rabínico Latinoamericano, escuelas de la Red Escolar Judía, alrededor de veinte Socio-deportivas, organizaciones de padres, movimientos juveniles y figuras independientes de la comunidad») no podemos menos que sentirnos apabullados por semejante profusión de rótulos. Sin embargo, y a pesar de la pomposa ostentación que tan surtida cantidad de denominaciones insinúa, el más elemental proceso de simplificación nos lleva inmediatamente a la conclusión de que, detrás de tantos nombres y sellos, solamente hay dos factores políticos: una parte de Avodá y otra del Movimiento Conservador, vale decir, una minoría que está bastante lejos de constituir la mayoría que pretenden; una vieja alianza que, tras nuevos rótulos más o menos pretenciosos, busca reciclar, no entendemos por qué, las mismas políticas de siempre, es decir, aquellas que gestaron la situación que hoy sus mismos promotores critican: cierre de escuelas y de instituciones varias, asimilación, pobrísima cantidad de socios, desinterés y falta de participación.
Por lo demás, tal vez no esté de más destacar que aunque también nuestro movimiento cuenta con apoyos semejantes: miembros de socio-deportivas, miembros de organizaciones de padres, miembros de movimientos juveniles y figuras independientes de la comunidad, jamás se nos ocurriría invocar la representación de los mismos sin un mandato expreso de su parte.
Ya para terminar, quisiéramos decir que procurar definir aquello que está bien y aquello que está mal en función de la propia conveniencia política, implica aceptar que todos los valores y principios quedan subordinados a su utilidad práctica. Es entonces cuando los “dobles discursos”, las “verdades a medias”, las “omisiones intencionadas”, además de otros “recursos” semejantes y de probada efectividad, entran en acción.
Pero se trata, en fin, de recursos que son inútiles cuando lo que se busca es trabajar para mejorar la realidad, por el contrario, su uso es un claro indicador de la voluntad de aparentar, ya sea presentando la información de manera tal de simular algo que no es, o disimulando una verdad que no es conveniente que se conozca. La aspiración de resolver los problemas reales de la comunidad ha sido reemplazada por el objetivo de ganar elecciones… lo que debía haber sido un simple medio se ha convertido en un fin; y este hecho, por sí sólo, explica, en buena parte, la sostenida decadencia de nuestra comunidad a lo largo de los últimos 50 años.
En cuanto a lo real, desde hace cincuenta años venimos alertando a la dirigencia comunitaria sobre el hecho de que la asimilación es el mal que está corroyendo los mismos cimientos de nuestra comunidad; pero ellos, en lugar de afrontar el desafío, desarrollando modos de incentivar el compromiso y la participación, prefirieron siempre ignorar la advertencia o encubrir el problema bajo un manto de justificaciones que no hizo más que agravarlo. Esta es la realidad, esta ha sido siempre nuestra prioridad y ya es hora de que la comunidad toda la asuma como propia.

1,.-  https://www.itongadol.com.ar/noticias/val/67198/comunicado-del-bur-sobre-declaraciones-de-accion-plural-comunitariohaz-lo-que-yo-digo-pero-no-lo-que-yo-hago.html

2.- https://www.pluraljai.com.ar/articulos/opinion/ajn/elecciones-amia/faccma/wolff

Este es un espacio del Bloque Unido Religioso

También te puede interesar

Este sitio utiliza cookies para mejorar la experiencia de usuario. Aceptar Ver más

WhatsApp chat