Inicio NOTICIAS Antisemitismo/Bolivia. B´nai B´rith exigió a la OEA la sanción de la convención contra la discriminación y provocó una fuerte reacción de Venezuela

Antisemitismo/Bolivia. B´nai B´rith exigió a la OEA la sanción de la convención contra la discriminación y provocó una fuerte reacción de Venezuela

Por
0 Comentario

 La organización B\’nai B\’rith Internacional exigió a las autoridades de la Organización de Estados Americanos (OEA) la sanción de la Convención Interamericana de Derechos Humanos contra toda forma de discriminación, lo que provocó una fuerte reacción de la delegación de Venezuela que participó en la Asamblea General realizada en Cochabamba, Bolivia

Así lo confirmó el director para América Latina de la B\’nai B\’rith Internacional, Eduardo Kohn, quien en declaraciones a la Agencia Judía de Noticias (AJN) indicó que “hace más de ocho años” que está en discusión la normativa, que es considerada por la organización como “una herramienta legal muy útil contra la discriminación, dado que son muy pocos países que tienen esta ley”.
“B\’nai B\’rith Internacional es una ONG que tiene estatus en la OEA desde hace más de 30 años, participamos en la asamblea general del organismo y nuestra sede central está en Washington”, explicó Kohn para definir la importancia que la organización tiene en el concierto de los países latinoamericanos.
Respecto a la demora en la sanción de la convención contra la discriminación, el dirigente comunitario confirmó que ya tuvieron una respuesta del secretario general de la OEA, José Miguel Insulza, quien aseguró que “de ninguna manera está abandonada” la iniciativa.
Incluso el tema se planteó frente a los cancilleres que participaron en la sesión de la asamblea general y quienes vieron con “buenos ojos” la importancia de la convención, dado que estará por encima de las leyes contra la discriminación de cada país.
Para Kohn, la sanción de la convención contra la discriminación por parte de la OEA es de suma importancia, ya que no sólo permitirá combatir la discriminación y el antisemitismo sino que pondrá un freno a los mensajes de odio que desde algunos gobiernos son enviados o tolerados.
Lo cierto es que el reclamo de los representantes de la sociedad civil por una norma que combata la discriminación despertó una fuerte reacción del embajador de Venezuela ante la OEA, Roy Chaderton, quien –según comentó Kohn- “contestó y descalificó el trabajo de las ONG de manera muy dura”.
“Nos dijo que somos personeros de poderes hegemónicos y descalificó a varios medios de comunicación”, indicó el presentante de B’nai B’rith al referirse a las expresiones del diplomático venezolano.
Nos obstante, Chaderton no fue el único que cargó contra las ONG, ya que el presidente anfitrión, Evo Morales, y su par de Ecuador, Rafael Correa, único mandatario invitado a la reunión, atacaron “muy fuerte el ongeísmo (SIC)” al acusarlos de formar “una fuerte ideología que responde a los poderes hegemónicos”.
“Las ONG quisimos mantener prudencia, trabajamos para coordinar expresiones y no para señalar con el dedo, dado que en América Latina nos conocemos todos y sabemos a quién apuntamos cuando se habla de no fomentar el terrorismo de Estado y no alentar mensajes de odio”, afirmó Kohn al ser consultado sobre estas reacciones de países como Bolivia, Ecuador y Venezuela.
Sin embargo, el director de B’nai B’rith aseguró que sólo Venezuela “se puso el sayo” frente a este reclamo. “Si Venezuela se manifiesta de esa manera es porque si hay un mensaje antisemita y está mirando para el costado”, añadió el dirigente.
Durante el encuentro no se analizó puntualmente los casos que tienen que ver con el antisemitismo sino los ataques a la libertad de expresión y de prensa como se da en Ecuador o la dictadura en Cuba, puntualizó Kohn.
  
Preocupación de B’nai B’rith por el antisemitismo en Venezuela
Siempre en diálogo con esta agencia, el representante de B’nai B’rith admitió que la organización ve “mal” la situación de antisemitismo que se vive en Venezuela.
“Evidentemente cuando existe antisemitismo en un Estado se manifiesta en páginas web, en actos como allanar escuelas judías y violentar sinagogas. Cuando sucede algo así, el primero que reacciona es la comunidad y luego el Estado. Sin embargo, vemos en Venezuela que hay un furibundo odio anti-israelí que llega al odio antisemita y no hay reacción del Estado”, sostuvo Kohn.
El dirigente advirtió que “no vive una situación muy cómoda” la comunidad judía de Venezuela y aseguró que esto fue tratado en todos los ámbitos internacionales”. “Tenemos una B’nai B’rith en Venezuela y estamos en contacto permanente y cuando requieren hablar públicamente lo hacemos, siempre en concordancia con la comunidad”, aseguró.
Asimismo, Kohn explicó que la ruptura de las relaciones entre Israel y Venezuela generaron “una situación inédita” para los miembros de la comunidad. Desde principios de 2009 que se mantienen cortados los vínculos diplomáticos entre ambos países en rechazo de Caracas a la ofensiva israelí sobre la Franja de Gaza en la denominada Operación Plomo Fundido.
Kohn afirmó que la situación de antisemitismo en Venezuela “sigue siendo preocupante” y consideró que al estigmatizar al candidato de la oposición, Henrique Capriles, por descendencia judía, “no se hizo otra cosa que marcar una nueva etapa de antisemitismos” en ese país.
 
Panorama en América Latina
Para el director de B’nai B’rith, el antisemitismo “está creciendo” en América Latina y se manifiesta cada vez de manera “más violenta”.
“El antisemitismo es una enfermedad contagiosa. Los antisemitas que no desparecieron en la Segunda Guerra Mundial, en los últimos años encontraron que no pueden separar el anti-Israel del antisemitismo. Una cosa es poder discordar con la política de un gobierno y otra es demonizar a Israel”, protestó Kohn.
El representante de B’nai B’rith en el continente estimó que esta forma de antisemitismo llegó a la región hace siete años, después de la Guerra del Líbano y se profundizó más tarde con la ruptura de las relaciones entre Israel y Venezuela.
El crecimiento del antisemitismo lo terminan pagando las comunidades judías, según consideró Kohn.
“Lo que nosotros vemos y que está muy claro es que las comunidades judías tenemos diálogo abierto con los gobiernos democráticos que quieren que sus ciudadanos vivan en paz, y con la enorme mayoría tenemos un diálogo para combatir cualquier forma de discriminación”, garantizó el director de B’nai B’rith.
En este sentido citó el caso de Francia, donde en marzo pasado ocurrió un terrible atentado cuando un hombre atacó a balazos una escuela judía de Toulouse asesinando a tres niños y un docente. “Lo que pasó en Francia fue un atentado espantoso y generó una preocupación para todas las comunidades. Pero el gobierno de Francia reaccionó rápidamente y la B’nai B’rith se entrevistó y no había dos opiniones, había que combatir todo acto discriminatorio”, destacó.
B’nai B’rith a nivel internacional participa en distintos organismos internacionales, no sólo en la OEA sino también en Naciones Unidas, donde tiene una intervención activa en el Consejo de Derechos Humanos.
Kohn aseguró que es “un trabajo muy duro” en la ONU, dado que “el 30 por ciento” de la resoluciones del Consejo pasan por “condenar a Israel”.
Además, la organización tiene representación en 19 países de América Latina, en 20 naciones de Europa y una historia de 170 años en trabajo social y asistencial, que incluye unas 40 casas para personas de la tercera edad.
 
B’nai B’rith, la Argentina y la causa AMIA
Eduardo Kohn también se refirió a la comunidad judía argentina, a la que definió como “la más importante de América Latina, no sólo por una cuestión numérica sino por su nivel cultural y educativo”.
“Es una comunidad combativa que cuida mucho a sus miembros, que tiene instituciones  muy fuertes, instituciones sociales admirables”, agregó el dirigente, quien también valoró el trabajo realizado a favor del diálogo interreligioso.
Kohn también respondió sobre la falta de esclarecimiento del atentado contra la sede de la AMIA, ocurrido el 18 de julio de 1994 con un total de 85 muertos y cientos de heridos. “Cuando hay un atentado tan salvaje como el ocurrido en la AMIA, lo que se pretende es que la justicia actúe y determine el castigo. Lamentablemente han pasado demasiado años, prácticamente estamos cumpliendo dos décadas”, expresó el dirigente.
No obstante, el representante de B’nai B’rith reconoció “el empeño” de la Justicia argentina “por trata de encontrar y condenar a los culpables”.
En este sentido, Kohn condenó la falta de colaboración de Irán en el esclarecimiento del ataque a la institución comunitaria. “Nos parece deplorable la actitud de Irán como nos parece un insulto a la Argentina que el ministro de Defensa de Irán (Ahmad Vahidi) haya estado tan cerca y no haya sido requerido por la justicia”, dijo el dirigente.
La referencia tiene que ver con la visita que Vahidi, acusado de haber participado en el atentado a la AMIA y sobre quien pesa un pedido de captura internacional con circular roja de Interpol, realizó a Bolivia.
Para Kohn, con la visita del ministro de Defensa iraní a La Paz “se ofendió a todo el mundo”. “Uno siente que no solo han asesinado y sino que nos siguen asesinando con estas actitudes”, concluyó Kohn.
 

También te puede interesar

Este sitio utiliza cookies para mejorar la experiencia de usuario. Aceptar Ver más

WhatsApp chat