Inicio NOTICIAS ONU/AMIA. La DAIA aseguró que no es posible el diálogo con Irán mientras haya pendiente una medida judicial por el atentado

ONU/AMIA. La DAIA aseguró que no es posible el diálogo con Irán mientras haya pendiente una medida judicial por el atentado

Por
0 Comentario

La DAIA aseguró que “no es posible empezar” una negociación con Irán para que colabore con la causa que investiga el atentado a la AMIA en la medida que exista “un incumplimiento judicial”.
Así lo reveló el presidente de la DAIA, Aldo Donzis, en un encuentro celebrado en la sede del Congreso Judío Mundial (WCJ, por sus siglas en inglés), en Nueva York, junto a representantes de la AMIA y familiares de las víctimas del atentado, ante los principales líderes de las instituciones judías de Estados Unidos.
En su disertación, el titular de la representación política de la comunidad judía argentina indicó que antes de viajar a Estados Unidos, tanto la DAIA como la AMIA mantuvieron “algunas charlas con la cancillería” para analizar la propuesta realizada por el gobierno de Irán para cooperar en el esclarecimiento del atentado a la AMIA.
“Previamente hablamos con el fiscal (Alberto) Nisman, que lleva la investigación de la causa. Habíamos hablado con el fiscal para saber si está acción de Irán de comenzar con un diálogo era factible o no mientras la justicia esperaba que declaren los sospechosos con captura internacional”, relató Donzis.
De acuerdo a lo explicado por el titular de la DAIA, el fiscal respondió que “de ninguna manera era posible empezar un diálogo (con Irán) mientras haya pendiente una cuestión judicial”.
La dirigencia comunitaria transmitió esta versión a las autoridades de la Cancillería. “Se hizo saber por escrito que no es posible empezar un diálogo mientras haya un incumplimiento judicial”, agregó Donzis.
De esta manera, la dirigencia comunitaria tomó distancia de la intención del Gobierno de entablar una mesa de diálogo con Irán, tal como indicó Cristina Kirchner en su discurso ante las Naciones Unidas cuando hizo referencia a la propuesta iraní de cooperar para el esclarecimiento del caso.
Por su parte, Sergio Burstein, miembro de la agrupación Familiares y Amigos de las Víctimas del atentado a la AMIA, reveló que cuando la Cancillería recibió el mensaje del gobierno de Irán unas horas antes de conmemorarse el 17º aniversario del ataque a la institución comunitaria, desde los familiares se le advirtió que “no difería en nada de todo lo que había llegado a Argentina durante estos años por esa vía”.
No obstante, Burstein comentó que para el canciller Héctor Timerman “había alguna palabra que dejaba entrever que Irán estaba dispuesto a colaborar con la justicia argentina”. “Hizo público que él entendía que había una posibilidad y que no iba a tomar una determinación sin consultar a las partes tanto sea a las instituciones como a los familiares”, continuó.
Burstein aseguró que todos los sectores involucrados expresaron su escepticismo sobre la propuesta. “Todos expresamos un común denominador que fue: no creemos en la predisposición de Irán y no creemos que lleve a un buen resultado”.
“Pero también entendemos que se nos está consultando sobre algo que debe determinarlo el Gobierno nacional. Entendimos que esta consulta era importante y le dijimos que si bien no estábamos de acuerdo, no íbamos a ser nosotros los que íbamos a impedir que se inicie una posible mesa de diálogo con el único objetivo y sin ningún tipo de concesión a Irán que no sea la entrega de los ochos requeridos por la justicia argentina”, afirmó el familiar.
En este sentido, Burstein subrayó que para lo único que había acuerdo era para que “se sienten a dialogar para poder llevar a los acusados ante la justicia en nuestro país o en un tercer país que les de la garantía para que sean juzgados porque buscamos justicia y no venganza”.
“No es una situación cómoda. ‘La Presidenta dijo: No voy a hacer nada en absoluto que los familiares no estén de acuerdo’. Y los familiares no vamos a hacer absolutamente nada que no sea en búsqueda de la verdad, en reconocer lo que está bien y denunciar lo que está mal”, enfatizó.
La reunión en la sede del Congreso Judío Mundial había sido convocada para saber de boca de la propia dirigencia comunitaria y de los familiares de las víctimas del atentado sobre el estado en que se encontraba la causa AMIA, el escándalo generado por la visita del ministro de Defensa de Irán, Ahmad Vahidi, a Bolivia, y las repercusiones sobre el discurso de la presidenta Cristina Kirchner.
“La situación de la comunidad judía en la Argentina, que ya ha sufrido dos ataques, es muy singular porque venimos observando lo que está pasando alrededor con una alta penetración iraní en la región”, apuntó en el comienzo de su mensaje Aldo Donzis.
El líder de la DAIA indicó que “Irán ha podido entrar a América Latina a través de Venezuela” y señaló que “hay vuelos directos entre Teherán, Damasco y Caracas”.
Para graficar la amenaza que representa la presencia de Irán en Sudamérica, Donzis indicó que “el atentado del año ‘94 contra la sede de la AMIA (que dejó un saldo de 85 muerto y cientos de heridos) fue diagramado y coordinado desde la Embajada de Irán en Buenos Aires”.
El dirigente sostuvo que la fuerte relación de Teherán con algunos países de Sudamérica permitió que “el ministro de Defensa de Irán, Ahmad Vahidi, (acusado de ser el autor intelectual del atentado a la AMIA) visite Bolivia sin problemas”.
Incluso, el dirigente comentó que el gobierno de Irá instaló campos de entrenamiento militar en territorio boliviano, lo que genera un gran preocupación en la comunidad judía.
Por su parte, Burstein señaló que cuando supo de la visita de Vahidi a Bolivia y que no era posible que lo detengan, los familiares de las víctimas del atentado a la AMIA se sintieron “totalmente defraudados, impotentes, dado que a muy pocos kilómetros se podía haber detenido a una persona que era responsable del ataque a la AMIA”.
“Cuando hicimos el reclamo acerca de esto sabíamos que este ministro contaba con la protección de la inmunidad diplomática que impedía que sea detenido, pero realmente nos parecía aberrante que esto ocurra así, que una persona acusada de un crimen de lesa humanidad goce de esta inmunidad diplomática”, expresó.
Burstein indicó que “ante esta situación y el silencio de Gobierno argentino”, los familiares hicieron su reclamo”. “El presidente de Bolivia (Evo Morales) pidió disculpas y dijo que no sabía que había un pedido de captura del ministro iraní”, agregó en referencia a un encuentro que el mandatario mantuvo con dirigentes de la DAIA durante una visita a Buenos Aires.
“No le creemos al presidente de Bolivia. Bolivia es integrante de Naciones Unidas, es un país vecino y pertenece al Mercosur. Tiene lazos con el gobierno argentino muy fuertes y no le damos el beneficio de que sea ignorante porque los lazos entre Bolivia e Irán son muy fuertes”, afirmó Burstein.
El familiar indicó que junto al resto de la agrupación entendieron en ese momento que “la actitud del Gobierno argentino no fue la correcta porque si bien hubo un reclamo de parte de la cancillería argentina, a las pocas horas, el ministro Vahidi se retiró de Bolivia, supuestamente expulsado, aunque no tenemos forma de verificarlo”.
Donzis indicó que la relación de la comunidad judía con el gobierno nacional es “fluida y estrecha”.
“Trabajamos con las fuerzas de seguridad y los ministerios competentes con los áreas de seguridad tanto a nivel nacional como internacional, para observar los movimientos que aparecen en la región”, señaló.
El presidente de la DAIA aseguró que le pide “permanentemente al Gobierno que lidere una posición frente a este tipo de situaciones contra el terrorismo porque a la Argentina le asiste el derecho después de haber sufrido los dos atentados (Embajada de Israel 1992 y AMIA 1994) de liderar la posición en América Latina contra el terrorismo”.
La delegación de la comunidad judía argentina que acompañó a la Presidenta en su presentación en la ONU y que participó en la reunión en el Congreso Judío Mundial estuvo integrada por Donzis, Fabián Galante (secretario general de la DAIA), Angel Barman (vicepresidente de la AMIA en ejercicio de la presidencia) y Julio Schlosser (secretario general de la AMIA).
En la reunión también participaron los representantes de la agrupación Familiares y Amigos de las Víctimas del atentado a la AMIA Olga Degtiar, Graciela Furman, Daniel Komarovsky y Burstein.
También participaron Michael Schneider, secretario general del Congreso Judío Mundial, Evelyn Sommer, representantes del WJC en América del Norte, Betty Ehrenberg, directora Ejecutiva del Congreso en América del Norte, el rabino Joel Meyers, director (en ejercicio) del WJC en Estados Unidos, y Rodrigo Slelatt, representante de Nuevos Líderes del Congreso Judío Mundial.
Además hubo representantes de B’nai Brith, de la Conferencia de Presidentes de Asociaciones judías norteamericanas y otras organizaciones.
En tanto, el canciller Héctor Timerman recibió en el Consulado argentino en Nueva York a los principales líderes de la comunidad judía de Estados Unidos, a los representantes de la agrupación Familiares y Amigos de las Víctimas del atentado a la AMIA,  al secretario general de la DAIA, Fabián Galante, y el secretario general de la AMIA, Julio Schlosser.

También te puede interesar

Este sitio utiliza cookies para mejorar la experiencia de usuario. Aceptar Ver más

WhatsApp chat