Inicio NOTICIAS Nueva sinagoga en el barrio de Flores norte

Nueva sinagoga en el barrio de Flores norte

Por
0 Comentario

Una nueva sinagoga fue inaugurada en el barrio de Flores norte, en la ciudad de Buenos Aires, gracias a una iniciativa impulsada por la organización Jabad Lubavitch Argentina.
En declaraciones a la Agencia Judía de Noticias (AJN), el rabino Tzvi Grunblatt, director del movimiento Jabad Lubavitch Argentina, explicó que se trata del antiguo templo de la calle Cervantes 1034, del barrio de Flores, que estuvo “cerrado por más de diez años”.
“El ideario de Jabad es que todos los judíos tengan los elementos para vivir una vida judía plena. Si hay barrios como Floresta y Flores donde viven judíos y hasta ahora no había un templo en funcionamiento porque se cerró el que estaba, está en el ideario de Jabad que tengan su templo y puedan vivir como judíos”, expresó el rabino Grunblatt para describir las razones por las que encaró la obra.
El líder religioso indicó que lo que hizo Jabad fue “repotenciar las fuerzas existentes y es ahí donde se quiso recuperar la energía puesta y revitalizarla”.
“El judío potencialmente quiere ser parte del pueblo judío, el judío quiere tener una vida identificada con los ideales judíos. Lo que pasa es que si no hay quien elabore, trabaje, motive, apoye y lidere toda esa fuerza que hay dentro del judío queda durmiendo muchas veces”, agregó.
Para Grunblatt, en este caso con la reinauguración de este templo, lo que hizo Jabad fue “despertar a los judíos”.
“El Rebe mandó a todos sus emisarios a que se metan por todos lados para despertar a judíos y los judíos responden positivamente. Hay por ahí muchas veces cuestiones de prejuicios instalados, ignorancia, muchas veces hay motivaciones políticas que interfieren, como también motivaciones personales y económicas que interfieren, pero el judaísmo va mucho más allá de eso”, afirmó el religioso.
Asimismo, el director de Jabad Luvabitch resaltó que esta obra tiene que ver con “la continuidad del legado del judaísmo y la continuidad del pueblo judío”.
Por su parte, el rabino David Plotka, director del Beit Jabad Flores, confirmó que estará a cargo del templo de la calle Cervantes por una cuestión de cercanía.
El rabino aseguró que la fachada del templo de Floresta es “una copia” de la sinagoga de Jabad Lubavitch en Nueva York.
Asimismo Plotka indicó que fue incorporado al proyecto a partir del pedido de “un minyan” (un grupo de diez personas necesarias para poder oficiar una ceremonia judía) que sobrevivieron en la zona y que le preguntaban por qué no realizaba las ceremonias en esa zona de Flores.
“Empezamos a trabajar y realmente el comienzo fue muy difícil porque el templo estaba tapiado y clausurado con ladrillos y había un tema en el vecindario porque el edificio estaba ocupado. Gracias a Dios todo se pudo superar. Después de varios meses pudimos entrar al templo y estaba prácticamente destruido y de a poquito lo pudimos reinaugurar”, relató el rabino.
Plotka comentó que hace seis semanas que se realizan las ceremonias de Shabat y espera que para Rosh Hashana y Iom Kipur “pueda funcionar con todos los servicios”.
“Tenemos las máximas expectativas porque no sabíamos cuántos iehudí (judíos) había en la zona, y descubrimos que hay muchos iehudí en la zona. Nos dimos cuenta de que hay que ir a encontrarlos y despertarlos”, afirmó.
El rabino Plotka aseguró que el Beit Keneses (templo) conservó mucho de su estructura original para mantener el espíritu.
En tanto, el secretario general de la AMIA, Julio Schlosser, se mostró emocionado con la reapertura del templo de Floresta, donde en 1958 realizó la ceremonia de Bar Mitzvah.
“El haberme tocado a mí en representación de la AMIA estar en la reinauguración del templo de la calle Cervantes 1034 tiene una significación doble. Primero el ver que se vuelve abrir un Beit Keneses que estuvo cerrado por 10 años, que estuvo ocupado y que fue prácticamente destruido es motivo de orgullo para toda la comunidad, no solo para Jabad que emprendió la obra”, dijo el dirigente comunitario.
Schlosser indicó que este templo pudo ser reabierto gracias a la “recuperación espiritual de gente que quiso colaborar para que este Beit Keneses, que es el único de la zona Flores norte volviera a abrir sus puertas”.
“Para mí tiene una segunda significación porque es donde yo hice mi Bar Mitvah en el año 1958 y ver los mismos asientos que use en esos días en los que yo estudiaba e hice el Bar Mitzvah fue realmente algo que me llegó”, expresó el dirigente.
Además, el secretario general de la AMIA también se mostró emocionado al ver el nombre de sus ancestros inscriptos en las tablas.
“Por eso digo que esta apertura es doblemente significativa para mi, desde el punto de vista comunitario y desde el punto de vista personal”, concluyó Schlosser.

También te puede interesar

Este sitio utiliza cookies para mejorar la experiencia de usuario. Aceptar Ver más

WhatsApp chat