Inicio NOTICIAS El rabino Shimon Waronker llega a Buenos Aires invitado por Jabad Lubavitch Argentina

El rabino Shimon Waronker llega a Buenos Aires invitado por Jabad Lubavitch Argentina

Por
0 Comentario

El rabino chileno Shimon Waronker, experto en educación y galardonado por el Senado de Nueva York, tras recibir el premio como Director del Año, en los Estados Unidos, llegará a Buenos Aires el próximo 15 de agosto invitado por Jabad Lubavitch Argentina.
Waronker, quien fue tapa de los principales medios de prensa de Estados Unidos tras terminar con la delincuencia en una escuela del Bronx de Nueva York, será el principal orador durante la Primera Cena Anual de las Escuelas Oholey Jinuj Jabad Lubavitch Argentina, que se realizará el 16 de agosto en el Sheraton Buenos Aires Hotel & Convention Center.
Durante su estadía en Buenos Aires, el educador se entrevistará con los principales referentes educativos de la Argentina.
Waronker obtuvo un BA en el Rabbinical College of America y se graduó en la NYC Leadership Academy, donde ejerció como maestro de escuela durante tres años.
Más tarde fue asignado como director de Jordan L. Mott Junior High School (en el sur del Bronx), una de las 12 escuelas más violentas de Nueva York.
Justamente su gran tarea en ese establecimiento educativo lo llevó a ser tapa del periódico New York Times y tener apariciones en Today Show, CNN, NBC News y numerosos medios de comunicación.
Fue galardonado con el Cahn Fellowship, el Columbia University y el Presidential Fellowship en la Universidad de Harvard, entre otros premios y menciones por su extraordinario desempeño.
Waronker es estrictamente ortodoxo, un judío Jasid de Jabad, lo que le permite ser una gran figura en el ámbito educativo.
Lo cierto es que el rabino chileno se transformó en una gran figura en Estados Unidos. Según cuenta la crónica periodística en su primer día de trabajo en el Middle School 22 en el Bronx, tuvo que hacer frente a un violento incidente.
Ese día un chico sufrió una terrible agresión que le provocó daños cerebrales y pérdida de la visión.
Tras hacer arrestar al responsable por asalto (con la ayuda de algunos de las dos docenas de policías asignados a la escuela), Waronker fue amenazado de muerte por el padre del estudiante encarcelado, un hombre que ese día había sido liberado de la prisión, donde había estado por violación.
El panorama de la escuela no era el mejor para el rabino chileno, ya que cinco bandas controlaban el vecindario y utilizaban cuartel la escuela, donde habían tomado los pasillos, las aulas, los baños y a veces hasta la oficina administrativa.
En este sistema, los estudiantes mayores alcanzaban importantes recaudaciones obligando a los más chicos a realizar el trabajo sucio como el tráfico de drogas y otros crímenes, ya que por debajo de los 16 años, un niño no es imputable.
Antes de la llegada de Waronker, seis directores pasaron por el colegio sin poder cumplir con su trabajo y abandonando a los pocos meses el establecimiento.
Waronker logró mantenerse en el cargo, pero lo más importante es que logró reducir a cifras “insignificantes” el tráfico de drogas, los crímenes y la violencia.
Por eso, la visita del rabino chileno despierta un gran interés en el mundo educativo.

También te puede interesar

Este sitio utiliza cookies para mejorar la experiencia de usuario. Aceptar Ver más

WhatsApp chat