Inicio NOTICIAS Diputado israelí acusa a Sharon por ordenar terrorismo de Estado

Diputado israelí acusa a Sharon por ordenar terrorismo de Estado

Por
0 Comentario

«Un Gobierno y un país que se precian de ser un estado de Derecho no pueden convertir al asesinato en un instrumento político», declaró Sarid en declaraciones a la radio pública israelí.
«Escuche que el jefe de las Fuerzas Armadas, el general Moshé Yaalón, que lo haremos hasta el último (de los militantes de la resistencia palestina) y hasta que cambien de parecer», dijo el legislador. «Hay diferencia entre la adopción de medidas para la auto-defensa y un instrumento político como ese, que yo repudio totalmente, y que -me temo- nos costará caro», agregó.
Sarid respondió a una información atribuida esta mañana por la emisora a una fuente militar no identificada acerca de que las Fuerzas Armadas tienen orden de recurrir a esos «asesinatos selectivos» o extrajudiciales contra todo militante de la resistencia, no sólo contra sus jefes militares o políticos.
«Yo digo que aún frente al terrorismo cruel, no perdamos los estribos», comentó el diputado en alusión al último ataque de un suicida islámico que se inmoló hace menos de dos semanas en un autobús de Jerusalén y causó la muerte de 21 pasajeros.
Sarid, entre otros israelíes, como el primer ministro Ariel Sharón, el pacifista Iosi Beilin y el actual jefe de la oposición, el laborista Simón Peres, figuran en una lista de condenados a muerte por militantes de HAMAS, según una advertencia difundida por ese movimiento en su portal de la cadena de Internet.
Desde aquel ataque en el autobús de Jerusalén, en el que también hubo más de 130 heridos, helicópteros Apache de la Fuerza Aérea israelí, siguiendo esa política de asesinatos, mataron a un dirigente de HAMAS, Ismail Abu Shanhab, y a nueve miembros de los batallones de Izadín al Kasem, el brazo armado de ese movimiento.
Sarid destacó que en esas operaciones que las autoridades militares israelíes califican como «preventivas» o porque las víctimas son «bombas de tiempo», pierden habitualmente la vida «personas que no tienen nada que ver con el terrorismo».
Las dos últimas de esas ejecuciones se registraron el sábado junto al campo de refugiados palestinos de El Bureij, en el centro de la franja de Gaza, donde un helicóptero de combate Apache mató a Abdula Akel y Farid Mayet, miembros del brazo armado de HAMAS.
Estas operaciones, en su mayoría a cargo de helicópteros y, según informaciones de colaboracionistas palestinos de los organismos de seguridad israelíes, se restablecieron a raíz del ataque suicida en Jerusalén e hicieron también que las facciones de la resistencia palestina dejaran sin efecto un alto al fuego con Israel.
Desde que se desencadenó el levantamiento o «Intifada de la mezquita de Al Aksa» contra la ocupación israelí en Cisjordania y Gaza, que cumplirá su tercer aniversario el próximo 28 de septiembre, cerca de 70 militantes y dirigentes palestinos fueron víctimas de esos «asesinatos selectivos», que ahora se podrían generalizar. EFE ez/alf

También te puede interesar

Este sitio utiliza cookies para mejorar la experiencia de usuario. Aceptar Ver más

WhatsApp chat