Inicio NOTICIAS Abbas genera dudas a los palestinos.
Por Frank Bruni De The New York Times

Abbas genera dudas a los palestinos.
Por Frank Bruni De The New York Times

Por
0 Comentario

NABLUS, Cisjordania.- En el extremo de esta desesperada ciudad, una pandilla de jóvenes palestinos, dos de ellos con pasamontañas negros, rodearon un automóvil que pasaba por allí en la tarde del jueves último y exigieron a sus pasajeros que bajaran.
.
Los jóvenes armados parecían estar buscando a un rival que había matado a uno de los suyos, pero no se molestaron en dar explicaciones antes de permitir que los pasajeros y el auto siguieran su camino.
.
A unas cuadras de allí, y unos minutos antes, un grupo de palestinos, de edad avanzada, se quejaba amargamente de lo que afirmaron era una delincuencia rampante entre los pobladores, para formular luego una pregunta incisiva con implicaciones para el debilitado esfuerzo de paz conocido como la «hoja de ruta»: ¿Cómo puede esperarse que el primer ministro palestino, Mahmoud Abbas, proteja a los israelíes, cuando ni siquiera puede brindar seguridad a su propia gente?.
.
«Debería deshacerse de las pandillas de este lugar antes de siquiera pensar en cualquier medida en contra de la resistencia palestina», dijo uno de los hombres, en referencia a los grupos Hamas y Jihad Islámica.
.
El gobierno israelí, junto con líderes de Estados Unidos y otros países, incrementó sus exigencias sobre Abbas, a quien reclama que tome severas medidas con los grupos palestinos como una de las precondiciones para cualquier acuerdo de paz. Sin embargo, luego de varias horas en esta ciudad donde reina la ilegalidad y de varias conversaciones con sus amargados residentes se reflejan los serios límites que enfrenta Abbas.
.
Esos límites son tanto políticos como prácticos: Abbas es un hombre que se encuentra en aprietos.
.
Poca legitimidad
.
Residentes de Nablus, ciudad a la que Israel considera como uno de los centros de la militancia palestina, confirmaron la creencia generalizada de que si Abbas intenta apuntalar su legitimidad internacional apuntando a los grupos de extremistas, destruiría la poca legitimidad que aún tiene entre los palestinos.
.
Los interrogantes acerca del alcance de su influencia tuvieron algo que ver cuando el jueves último Colin Powell, el secretario de Estado norteamericano, le pidió a Yasser Arafat, el líder palestino, que ayude al premier.
.
Muchos palestinos dijeron ese día que estaban muy cerca de abandonar a Abbas, conocido comúnmente como Abu Mazen, porque nada de lo que hizo hasta ahora, incluyendo su aprobación de la hoja de ruta, mejoró sus vidas en lo más mínimo.
.
«¿Dónde está la hoja de ruta?», preguntó Ana Qadri, empleada médica de 42 años. «Muéstreme una señal. Tan sólo quiero ver una indicación.»
.
Mientras Qadri hablaba, adolescentes muy cerca de allí comenzaron a lanzar fragmentos de concreto contra uno de los muchos tanques israelíes en Nablus, donde entraron las fuerzas armadas de Israel en respuesta al atentado que mató a 20 personas a bordo de un ómnibus en Jerusalén, en la noche del martes último.
.
Quadri destacó que el plan de paz aún no detuvo esos ataques ni eliminó los retenes militares que impiden a los palestinos moverse por Cisjordania. Uno de los resultados es que, afirmó, cualquier represión de Abbas sobre los grupos militantes sería vista como una rendición incondicional. «La primera acción tiene que venir del lado israelí», dijo Qadri. «Abu Mazen no puede hacer nada sin eso.»
.
Si bien los israelíes insisten en que el atentado del martes pone de manifiesto por qué Abbas debe iniciar acciones contra Hamas, algunos palestinos describieron el ataque como una consecuencia inevitable de la ocupación israelí de Cisjordania y los ataques contra los extremistas.
.
Todo parece indicar que Abbas está atrapado entre esos puntos de vista diametralmente opuestos.
.Fte La Nacion

También te puede interesar

Este sitio utiliza cookies para mejorar la experiencia de usuario. Aceptar Ver más

WhatsApp chat