Inicio NOTICIAS El atentado de Jerusalén. Síntesis

El atentado de Jerusalén. Síntesis

Por
0 Comentario

El atentado suicida perpetrado ayer en Jerusalén Oeste en un autobús, reivindicado por Hamás y Yihad Islámica y que causó una veintena de muertos, ha supuesto un fuerte revés para la frágil tregua que se vivía en la región. Este ataque, que dejó un saldo de una veintena de muertos y más de cien heridos, entre ellos numerosos niños, provocará sin duda una respuesta militar por parte de Israel y pone en la cuerda floja los minúsculos progresos registrados desde PUBLICIDAD

la cumbre israelí-palestina de Aqaba (Jordania) de junio, auspiciada por Estados Unidos.

De momento, el primer ministro israelí, Ariel Sharon, decidió anoche suspender todos los contactos con las autoridades palestinas y decidió no traspasar el control de la seguridad en las dos ciudades cisjordanas de Jericó y Kalkiliya a la Autoridad Palestina. Asimismo, Israel volvió a imponer el bloqueo de los territorios palestinos. Por su parte, el primer ministro palestino, Mahmud Abbas, decidió romper los contactos con los grupos radicales y las fuerzas de seguridad palestinas recibieron hoy la orden de detener a los organizadores del atentado.

Es un hecho que hasta ahora las reocupaciones de ciudades palestinas, las incursiones, los ataques aéreos israelíes y los arrestos desde el inicio de la Intifada en septiembre del 2000 no han puesto fin a los atentados contra el Estado hebreo. Esta realidad deja a Sharon en «un callejón sin salida», según el ex negociador, David Kimche.

«La situación es muy, muy complicada. No hay una solución fácil. Sharon sólo tiene la opción entre lo malo y lo peor», declaró a France Presse. «Debe mostrar que está haciendo algo, pero no puede optar por una acción radical que amenazaría con descarrilar totalmente el proceso de paz», añadió.

El jefe de gobierno hebreo está sometido a la presión del ala dura de su gabinete que le insta a ser firme en su respuesta, al mismo tiempo que los palestinos afirman que Israel provocó la cólera de los radicales al matar recientemente a varios activistas en Cisjordania. «Sharon tiene pocas opciones: paralizar de forma provisional los contactos con los palestinos y anular los gestos de apertura», según Kimche.

El atentado de Jerusalén, el más sangriento desde el pasado mes de enero, parece echar por tierra también los esfuerzos diplomáticos de Estados Unidos e Israel. «El atentado de Jerusalén es un golpe a la moral del pueblo israelí, que disfrutaba desde hace algunas semanas de calma gracias a la tregua (palestina) y se encuentra ahora frente a la incapacidad de un gobierno a poner fin al terrorismo», escribió el diario de izquierda ‘Haaretz’.

Según la prensa israelí, Sharon y su consejero Dov Weissglas hablaron por teléfono tras el atentado de ayer con el secretario de Estado norteamericano Colin Powell y la consejera de la presidencia para seguridad nacional, Condoleezza Rice. «Sharon indicó a Powell la inutilidad de seguir jugando el juego de hacer creer que creía en la tregua», según el diario ‘Yediot Aharonot’. No obstante, el primer ministro tampoco consiguió presentar una alternativa a sus interlocutores de Washington.

Israel y Estados Unidos contaban para poner fin a los atentados con el primer ministro palestino Mahmud Abbas, nombrado por el presidente de la Autoridad Palestina, Yasir Arafat, tras fuertes presiones internacionales. «Pero Israel no hace lo suficiente para reforzar su autoridad (la de Abbas). A menos que ambas partes no tomen una decisión radical, Abbas está acabado. Y no veo a Israel salvándole tal y como están las cosas. Así que no sobrevivirá», indicó Kimche.Fte E.Press

También te puede interesar

Este sitio utiliza cookies para mejorar la experiencia de usuario. Aceptar Ver más

WhatsApp chat