Inicio NOTICIAS La Policía israelí impide el acceso del diputado del Likud Hazan a la Explanada de las Mezquitas

La Policía israelí impide el acceso del diputado del Likud Hazan a la Explanada de las Mezquitas

Por
0 Comentario

Cuando Hazan anunció ayer su intención de entrar en la Explanada de las Mezquitas –que los judíos veneran también como parte del antiguo Templo de Salomón–, volvieron a la mente de todos los recuerdos de la visita que Sharon realizó al santuario el viernes 28 de septiembre de 2000. Las revueltas palestinas que se iniciaron ese día en el sector se extendieron rápidamente al resto de la ciudad santa, marcando el comienzo de la segunda Intifada.

Ahora que las milicias palestinas respetan el alto el fuego del pasado junio, el movimiento de Hazan era muy peligroso, precisamente porque el cese de hostilidades es frágil. En los últimos días además los palestinos han expresado gran descontento con la reducida liberación de presos que tuvo lugar ayer, y en el ‘muro de seguridad ‘ que Israel construye alrededor de Cisjordania los incidentes son frecuentes.

Así las cosas, Hazan –que dirige el grupo de presión ‘Yesha (Gaza y Cisjordania) en el Parlamento– cumplió esta mañana su amenaza y se presentó en la plaza del Muro Occidental, coincidiendo con el día de Tisha B’Av, la jornada judía que tradicionalmente conmemora la destrucción del primer y el segundo templo de Salomón.

Los policías que vigilan la entrada le prohibieron el paso debido a «consideraciones de seguridad», a lo que Hazan respondió mostrando su tarjeta de identidad parlamentaria. Los agentes le respondieron que la acreditación de la Knesset no le daba derecho a entrar en la Explanada.

Los policías se mostraron en un primer momento reacios a darle más explicaciones, aunque más tarde le llevaron aparte de los manifestantes –simpatizantes y contrarios– y de los periodistas reunidos en la zona para explicarle en privado lo peligroso de su gesto.

MEDIA HORA SIN EXITO Según explica el diario ‘Haaretz’ en su edición digital, el tira y afloja se prolongó durante media hora, antes de que el diputado intentara forzar la entrada por segunda vez. Los policías volvieron a explicarle que pondría en peligro su propia seguridad si entraba, a lo que el diputado respondió que no estaba de acuerdo. Sin embargo, finalmente abandonó la zona.

En todo momento, el diputado aseguró que ningún responsable del Gobierno se había puesto en contacto con él para prohibirle el paso a la Explanada. Sin embargo, por la mañana, en declaraciones a la radio pública, había reconocido que el ministro de Seguridad Pública, Tzachi Hanegbi, le pidió que no cumpliera su amenaza.

De hecho, junto con Hazan iba a acudir a la Explanada otra diputada del Likud, Inbal Gavrieli, quien finalmente decidió retractarse después de que «altos oficiales de la seguridad» le proporcionaran anoche «información específica» sobre los disturbios que podría provocar la visita que ambos planeaban. En declaraciones a la radio pública esta mañana aseguró que no pensaba ir al Monte del Templo «a costa de vidas humanas».

El anuncio de los dos diputados generó ayer agrias críticas incluso en el seno del Gobierno de Sharon. El ministro de Interior, Abraham Poraz (del partido centrista Shinui), tildó el gesto de «provocación que no debe permitirse». «Aunque la visita de Sharon no fue la razón de la Intifada –explicó–, los diputados que pretenden ir al Monte del Templo aparentemente creen que pueden frustrar el proceso politico al que se oponen».

Fte E.Press

También te puede interesar

Este sitio utiliza cookies para mejorar la experiencia de usuario. Aceptar Ver más

WhatsApp chat