Inicio NOTICIAS Bush se endurece con Israel y analiza sanciones

Bush se endurece con Israel y analiza sanciones

Por
0 Comentario

La administración Bush, en un intento por presionar a Israel para que interrumpa la construcción de una barrera que separe a sus ciudadanos de las áreas palestinas, está considerando una reducción en las garantías de préstamos para Israel que fueron aprobadas por el Congreso norteamericano.

La medida, anunciada por el gobierno de Estados Unidos el lunes, implicaría un cambio en los esfuerzos del presidente Bush por evitar cualquier confrontación con el gobierno del primer ministro Ariel Sharon. Y, al mismo tiempo, un castigo poco frecuente de ese país contra Israel por sus políticas.

Durante meses, los colaboradores de Bush y de Sharon se esforzaron por decir que, entre ambos, las diferencias eran mínimas y que todo se había resuelto de manera amistosa, algo que se encargaron de resaltar durante la última visita de Sharon a la Casa Blanca, la semana pasada.

Lo que está en juego, si la administración Bush decide seguir adelante con su idea de castigar a Israel, son 9.000 millones de dólares en garantías de préstamos, destinados a proyectos de vivienda y comerciales. Las garantías formaron parte de un paquete que también incluyó 1.000 millones de dólares en ayuda militar a Israel para hacer frente a los efectos de la guerra en Irak.

Las autoridades de la administración Bush dijeron que se estaba considerando la medida en respuesta a una campaña por parte de los líderes palestinos, que dicen que la barrera aísla a los palestinos de las granjas, los hogares, las escuelas y los lugares de trabajo.

Los palestinos también sostienen que el objetivo del muro, al que llaman «muro de la separación» y «muro del apartheid», es establecer una frontera de facto para Israel en Cisjordania y Gaza. El futuro límite entre Israel y un Estado palestino se está negociando, al parecer, en conversaciones entre ambas partes.

La administración Bush teme que la construcción del muro, que mide cerca de 600 kilómetros y que costaría a razón de 2 millones de dólares por kilómetro, viole el espíritu de la «Hoja de ruta».

Un funcionario israelí dijo que la noticia de la medida de la administración Bush, que fue dada a conocer en primer lugar por el diario israelí Haaretz, no había sido transmitida al gobierno de Sharon. «Esto nos toma por sorpresa», dijo.

La barrera consiste en paredes de concreto, cercos de alambre de púa, zanjas, sensores y otros dispositivos destinados a impedir que los palestinos ingresen en territorio israelí o en los asentamientos judíos que fueron blanco de ataques suicidas en los últimos dos años.

El presidente Bush sugirió que, si bien la barrera puede estar justificada en términos de seguridad, crea problemas en la fase actual de las negociaciones entre palestinos e israelíes.

Después de su encuentro con Bush la semana pasada, Sharon prometió buscar una solución para que el muro les resulte menos dificultoso a los palestinos, tal vez mediante la construcción de más puertas.

Según la ley sancionada por el Congreso norteamericano, el dinero proveniente de las garantías de préstamos no debe invertirse en los asentamientos judíos de Cisjordania y Gaza. Y exige que, si Israel asigna parte de ese dinero a los asentamientos, las garantías deben reducirse proporcionalmente.

Desde que asumió la presidencia hace dos años y medio, Bush siempre apoyó a Israel, que también recibió el respaldo de los conservadores religiosos dentro del Partido Republicano. Es más, Tom DeLay, líder de la mayoría de la Cámara baja, sugirió que Bush no debería presionar a Israel para adoptar el plan de paz que insta a la creación de un Estado palestino.

La administración, de todas maneras, insistió en decir que el muro de Israel afecta el plan de paz. El secretario de Estado, Colin Powell, dijo que un país «está autorizado y tiene derecho a elevar un cerco si lo considera necesario», pero que el muro israelí creaba dificultades para las negociaciones de paz.

En diálogo con Radio Sawa, que pertenece al gobierno norteamericano que transmite en Oriente Medio, Powell dijo que a EE.UU. «le preocupaba que el muro invadiera la tierra de otros» y que el gobierno quería asegurarse de que la barrera no amenazara los esfuerzos de paz.

También te puede interesar

Este sitio utiliza cookies para mejorar la experiencia de usuario. Aceptar Ver más

WhatsApp chat