Inicio NOTICIAS Aumenta el pesimismo sobre las negociaciones entre israelíes y palestinos

Aumenta el pesimismo sobre las negociaciones entre israelíes y palestinos

Por
0 Comentario

La tregua en los atentados anti-israelíes que decretaron el 29 de junio los movimientos palestinos sigue en vigor, aunque la reactivación de la violencia «está a nuestro alcance», predijo el analista palestino Mahdi Abdel Hadi a casua de la «frustración» y de la «ira» de los palestinos frente a la falta de avances en el proceso. El ministro israelí de Defensa, Saúl Mofaz, parecía compartir esta opinión, dado que esta semana ordenó al Ejército que se preparara para una reaparición del «terrorismo» y advirtió de que si la tregua se rompe, la situación podría ser «peor que antes de la cumbre de Aqaba» (Jordania).

El presidente estadounidense, George W. Bush, reunió el 4 de junio durante esa cumbre a los primeros ministros israelí, Ariel Sharon y palestino, Mahmud Abbas, que se comprometieron a aplicar un nuevo plaz internacional, la llamada ‘Hoja de ruta’.

Este plan, que prevé entre otras disposiciones que los palestinos detengan la violencia e Israel frene el proceso de colonización, debe llevar a la creación de un Estado palestino independiente en 2005, un objetivo que, según Bush, sigue siendo realista.

ACUSACIONES MUTUAS

Sin embargo algunas de las alentadoras medidas adoptadas por las partes tras la cumbre de Aqaba, como la proclamación de la tregua palestina y la retirada militar israelí de ciertas zonas de la franja de Gaza, dieron lugar a acusaciones mutuas.

Así, los palestinos consideran insuficiente el anuncio de una próxima liberación de 540 prisioneros cuando el total alcanza los 6.000, además de la supresión de tres controles militares de los 160 que Israel tiene instalados.

Al mismo tiempo el descontento se apodera de las prisiones israelíes, en cuatro de las cuales presos palestinos iniciaron ayer viernes una huelga de hambre.

El pasado jueves los palestinos solicitaron la intervención de la comunidad internacional para que detengan la «escalada» de Israel, mientras los israelíes les acusan de no cumplir sus compromisos.

Las visitas realizadas a Washington por Abbas, el 25 de julio y Sharon, el martes pasado, no sirvieron, como pretendía Bush, para mantener el impulso negociador creado en Aqaba.

Sharon, que temía ser presionado por Bush en torno a la creación de la llamada «línea de seguridad» entre Israel y Cisjordania, pasó a la ofensiva y declaró que la ‘Hoja de ruta’ no avanzará mientras la Autoridad Palestina no cumpla sus compromisos.

Con esta afirmación Sharon se refería al hecho de que Abbas se contenta con la tregua y se niega a intentar desarmar y desmantelar a los grupos armados como lo exije el plan de paz.


Para los palestinos es el primer ministro israelí el que no respeta sus compromisos, en particular el cese de la colonización. Por ello, el próximo encuentro entre Sharon y Abbas será decisivo para desactivar la crisis y evitar que estalle la situación.

LUCES Y SOMBRAS

Pero, mientras tanto, Yihad Islámica ha vuelto a amenazar hoy con romper la tregua y volver a alzarse en armas para responder a las «agresiones» del Ejército israelí contra los palestinos.

«Advertimos al enemigo sionista de que si prosigue con sus agresiones nos veremos obligados a comenzar la cuenta atrás y romper la tregua», indicó el movimiento en un comunicado.

Esta reacción se produce tras los enfrentamientos del pasado jueves por la noche entre guardias israelíes y presos palestinos en la cárcel israelí de Shikma, en el sur de Israel. Una decena de presos resultaron heridos, al igual que cinco guardias. «Expresamos nuestra solidaridad con nuestros hermanos detenidos y saludamos su resistencia», añade el comunicado.

Sin embargo, no todo han sido hoy sombras sobre el proceso de paz, dado que los servicios de seguridad palestinos detuvieron a 20 militantes buscados por Israel en el cuartel general del presidente de la Autoridad Palestina, Yasir Arafat, en Ramalá, Cisjordania.

«Cerca de 20 palestinos buscados, la mayoría de los cuales residen en la región de RamalÁ, fueron detenidos esta mañana en el interior de la Mukata», nombre en árabe del cuartel general de Arafat, indicó un responsable palestino, que quiso conservar el anonimato.

Según él, estos arrestos se produjeron siguiendo órdenes de Arafat, y tanto Israel como Estados Unidos habrían estado al corriente de esta operación. El responsable precisó que las personas detenidas serán trasladadas a una cárcel de la ciudad de Jericó, en Cisjordania.

Al menos 14 de los militantes detenidos son miembros de las Brigadas de los Mártires de Al Aqsa, grupo armado ligado al movimiento Al Fatá de Yasir Arafat, que dispone de una gran autonomía, indicó un portavoz de las Brigadas.

Este portavoz añadió que fue informado por un alto responsable de la Autoridad Palestina de que dichos arrestos fueron realizados en virtud de un acuerdo con los estadounidenses. Según él, los militantes detenidos serán también trasladados a una prisión de la franja de Gaza.
Fte E.Press

También te puede interesar

Este sitio utiliza cookies para mejorar la experiencia de usuario. Aceptar Ver más

WhatsApp chat