Inicio NOTICIAS EE.UU. trata de salvar crisis de Abu Mazen con concesiones de Israel

EE.UU. trata de salvar crisis de Abu Mazen con concesiones de Israel

Por
0 Comentario

Abu Mazen recibió hoy en Ramallah a una delegación de Al Fatah encabezada por Saeb Erekat y Maher Al-Masri, quienes trataron de convencerle de que deje sin efecto la carta que envió ayer al presidente palestino, Yasser Arafat, en la que le comunicó que dimitía como miembro del Comité Central del partido.

La dimisión del órgano más importante de Al Fatah fue provocada por lo que el Comité Central calificó de «pobres resultados» en las negociaciones con Israel, actitud que ha indignado al primer ministro.

Fuentes palestinas aseguran que la renuncia fue rechazada de plano por dicho Comité, aunque ni Abu Mazen ni su ministro de Información, Nabil Amer, dijeron conocer esa decisión. «No he oído nada de que Al Fatah haya rechazado mi renuncia», dijo Abu Mazen en unas breves declaraciones que hizo hoy a la prensa en la ciudad de Ramallah.

Por su parte, Amer matizó que «la renuncia es todavía considerada por los miembros del movimiento».

Pero la dimisión de Abu Mazen del Comité Central de Al Fatah parece ser sólo la punta del iceberg de sus ya conocidas tensas relaciones con el ala conservadora del movimiento y con Arafat, a quien en una segunda carta el primer ministro le pedía instrucciones sobre las líneas generales que el partido le exige para las negociaciones con Israel.

La segunda misiva iba acompañada de una amenaza en el sentido de que abandonará la jefatura del Gobierno si considera que esas líneas son inaceptable o impracticables.

El propio primer ministro confesó hoy: «mi renuncia no tiene nada que ver con Israel o con la tregua», en aparente alusión a Arafat y al partido.

Los «halcones» de Al Fatah mostraron su descontento al primer ministro en una reunión el lunes en la que le reprendieron por hacer concesiones a Israel sin haber obtenido antes una retirada más extensa -hasta ahora Israel sólo se ha retirado de partes de Gaza y Belén- ni la liberación de los más de 6.000 presos en centros de detención israelíes.

Los observadores también consideran que esta nueva crisis política es parte del conflicto de poder entre los dos máximos mandatarios de la ANP para determinar el futuro del pueblo palestino.

Aseguran que Abu Mazen está cansado de que cada vez que Arafat discierne con su política le echa encima al Comité Central, a fin de que EE.UU. no pueda acusarlo de entorpecer la labor pacificadora del primer ministro.

Pero Amer restó hoy importancia a la crisis y aseguró que ésta no es con Arafat, sino con algunos miembros del movimiento. «Abu Mazen decidió dimitir debido a una serie de críticas por parte de miembros de Al Fatah y el asunto será resuelto dentro de las filas del movimiento», aseguró.

Explicó que las negociaciones con Israel son «un asunto vital y no podemos esperar un aprobación absoluta de todos sobre los mecanismos de diálogo, por lo que es natural que halla diferencias y distintos puntos de vista».

«Estas críticas no perjudican al Gobierno de Abu Mazen o a los negociadores, al contrario, fortalece el proceso democrático palestino», concluyó el ministro de Información.

Pero la indignación de Abu Mazen se debe también a que esas críticas han salido del Comité Central y han aparecido en la prensa palestina en artículos firmados por algunos de los políticos.

Entretanto, para ayudarle a resolver la crisis, EE.UU. ejerce desde hace unos días fuertes presiones sobre Israel para que libere a más presos palestinos y se retire de más zonas ocupadas en Cisjordania.

El objetivo es fortalecer la imagen pública de Abu Mazen y que obtenga la legitimidad que aún le falta por no haber sido elegido en elecciones democráticas.

Dentro de esa nueva ofensiva diplomática, el enviado estadounidense para la «hoja de ruta», John Wolf, se entrevistó hoy con el ministro de Estado para Asuntos de Seguridad, Mohamed Dahlán, mientras el embajador de EE.UU. en Tel Aviv, Dan Kurtzer, lo hacía con el israelí, Shaul Mofaz.

De la entrevista Wolf-Dalán no han trascendido detalles, pero Kurtzer, que ayer acusó a Abu Mazen de «debilidad» en una polémicas declaraciones, ha exigido a Mofaz que Israel evacúe inmediatamente más «enclaves ilegales» de Cisjordania y acelere la liberación de los presos.L.V.D

También te puede interesar

Este sitio utiliza cookies para mejorar la experiencia de usuario. Aceptar Ver más

WhatsApp chat