Inicio NOTICIAS Causa AMIA: Memoria Activa es cauta ante las medidas de Nisman y pide a Lijo que eleve a juicio oral la causa por las irregularidades

Causa AMIA: Memoria Activa es cauta ante las medidas de Nisman y pide a Lijo que eleve a juicio oral la causa por las irregularidades

Por
0 Comentario


La agrupación Memoria Activa expresó su cautela ante el conjunto de medidas anunciado por el fiscal federal Alberto Nisman para dar un nuevo impulso a la investigación por el atentado a la AMIA y exigió al juez federal Ariel Lijo que eleve a juicio oral la causa por las irregularidades en el proceso de instrucción del ataque terrorista.
“El fiscal de la causa puede disponer varias medidas, pero nosotros nos vamos a limitar a los hechos que sean esclarecidos porque esperamos muchas cosas y no se dieron”, afirmó Adriana Reisfeld, presidenta de Memoria Activa, en declaraciones a la Agencia Judía de Noticias (AJN).
Reisfeld aclaró que es “perfecto” que el fiscal quiera darle un nuevo impulso a la causa, pero apuntó que “después de 16 años, lo único que queremos es saber la verdad” de lo ocurrido 18 de julio de 1994.
Asimismo, la mujer se refirió a la situación del reducidor de autos Carlos Telledín, acusado de haber facilitado la camioneta con la que se perpetró el ataque terrorista, y señaló que el sospechoso ya tenía intervenido el teléfono “diez días antes del hecho”.
“Acusamos a Telleldín y quedó libre por la investigación pésima que se llevó a cabo, por la pérdida de pruebas y de pistas. Por eso, sí hay argumentos que surgen de la investigación para pedir su detención bienvenido sea”, sostuvo.
Reisfeld expresó su deseo de que “los involucrados vayan a juicio, tanto Telledín como el resto”, pero reclamó en forma “urgente” que el juez Lijo eleve a juicio oral la causa por el encubrimiento.
En esta hecho están involucrados el ex presidente Carlos Menem, el ex titular de la SIDE Hugo Anzorreguy, y el ex comisario Jorge “Fino” Palacios, entre otros imputados.
“Queremos saber la verdad y creemos que en un juicio puede aparecer parte de la verdad”, consideró Reisfeld.
Nisman dispuso un conjunto de diligencias y medidas probatorias que fueron ordenadas, en sintonía con lo resuelto oportunamente por la Corte Suprema de Justicia de la Nación, que revocó la absolución de Telleldín.
La intención del fiscal general es llevar nuevamente a juicio oral al reducidor de autos y a su entorno y espera tener finalizada su investigación hacia fines de año y luego enjuiciarlo ante un tribunal oral.
Entiende que Telleldín debe estar preso, para lo cual espera que el juez Canicoba Corral resuelva favorablemente el pedido de detención que ya efectuó contra el reducidor de autos.
A fin de profundizar la investigación sobre la conexión local, dispuso una serie de medidas tendientes a esclarecer las circunstancias en que el vehículo Traffic utilizado como coche bomba fue trasladado desde la agencia de Alejandro Monjo hasta el taller mecánico de Claudio Cotoras.
También quiere determinar qué teléfonos se activaron en las primeras horas del día del atentado, establecer qué abonados fueron dados de alta y de baja en los momentos inmediatamente posteriores y anteriores del ataque, y cerrar el círculo sobre un ex empleado de Telleldín que vivía en su domicilio para la época de entrega de la camioneta.
Además, el fiscal dispuso un chequeo y análisis sobre los llamados efectuados por Telleldín desde puntuales teléfonos públicos instalados en Luján y en la provincia de Corrientes, teniendo en cuenta los horarios y las paradas que efectuó el ómnibus abordado por el mecánico los días en que se mantuvo prófugo y huyó al norte de la Argentina.
Nisman también ordenó una amplia investigación patrimonial sobre varios de los imputados que hasta la fecha no fue realizada y se va a valer de un complejo y efectivo sistema de cruces telefónicos -similar al que se utilizó para acreditar la responsabilidad del máximo responsable de la conexión local, Samuel Salman el Reda- tendiente a establecer eventuales responsabilidades de individuos radicados en el país.
La Corte Suprema confirmó el fallo del tribunal oral y de la Cámara de Casación en cuanto a la absolución de los policías bonaerenses por entender que el ex juez Juan José Galeano y otros ex funcionarios armaron una pista falsa direccionada a acusar a dichos policías por el atentado, pero declaró válido lo actuado en los primeros momentos del atentado hasta el 31 de octubre de 1995.
De esta manera, el máximo tribunal revocó la absolución de Telleldín, quien podría volver a ser detenido.
DB

También te puede interesar

Este sitio utiliza cookies para mejorar la experiencia de usuario. Aceptar Ver más

WhatsApp chat