Inicio NOTICIAS Aseguran que Hitler llegó a tener 16 mil libros aunque la mayoría no los leyó

Aseguran que Hitler llegó a tener 16 mil libros aunque la mayoría no los leyó

Por
0 Comentario

Ryback aseguró que durante décadas, Hitler mantuvo la costumbre de leer de madrugada, sentado en su escritorio o en su sillón, con una taza de té.
"Tenía un apetito voraz de libros. Decía haber leído al menos uno por noche en su vida adulta", afirmó el historiador y periodista, en un artículo publicado por El Periódico de Aragón de España en su sitio web.
Ryback es fundador del Instituto para la Justicia Histórica y la Reconciliación en La Haya, es el autor de Los libros del Gran Dictador (Destino), un estudio en el que vuelca seis años de investigación sobre los libros que fueron propiedad del líder nazi y que aún se conservan.
En la entrevista, el historiador contó que “aunque fue más famoso por quemar libros que por coleccionarlos", Hilter llegó a tener más de 16.000 volúmenes en sus distintas bibliotecas privadas, aunque la mayoría ni los leyó, ni los vio.
Los que no se convirtieron en trofeo de los soldados aliados se guardan en la sección de libros raros de la Biblioteca del Congreso de Washington (unos 1.200) y en la Universidad de Brown, en Providence (80).
"Pero hay veintenas de libros más personales, que estudió y anotó. Subrayaba palabras y frases, señalaba párrafos enteros, escribía un signo de exclamación en algún punto, un signo de interrogación en otro…", indicó Ryback.
De acuerdo a lo considerado por el analista, Hitler no leía por placer sino por "la inseguridad intelectual que le persiguió durante toda su vida por haber dejado los estudios a los 15 años”.
“Pasó la mayor parte de su edad adulta intentando compensar este déficit intelectual. Esto se ve en la naturaleza ecléctica de sus lecturas. Puede leer a filósofos serios como Fichte y Schopenhauer y el periodismo más banal sin hacer distinciones", sostuvo.
Respecto de los libros que más influyeron en el dictador, Ryback indicó que los que más se destacaron fueron El judío internacional: el principal problema del mundo, el tratado antisemita del magnate norteamericano Henry Ford y La muerte de la gran raza, del estadounidense Madison Grant.
En la biblioteca del líder nazi no sólo se encontraron las obras completas de Shakespeare sino una veintena de libros que atestiguaban su interés por los temas místicos y lo esotérico, como el clásico de las ciencias ocultas del siglo XVIII Annulus Platonis.
Finalmente, Ryback señaló que “el historiador británico Kershaw ha dicho que Hitler es una de las personalidades más impenetrables que han existido en el siglo XX".
GB

También te puede interesar

Este sitio utiliza cookies para mejorar la experiencia de usuario. Aceptar Ver más

WhatsApp chat