Inicio NOTICIAS Número dos diplomacia israelí no pide perdón a Turquía, pero será más educado

Número dos diplomacia israelí no pide perdón a Turquía, pero será más educado

Por
0 Comentario

El viceministro israelí de Asuntos Exteriores, Danny Ayalón, evitó hoy disculparse por la humillación a la que sometió el lunes al embajador turco en Tel Aviv, Ahmet Oguz Celikkol, aunque señaló que será más diplomático en el futuro.

"Mi protesta contra los ataques a Israel por parte de Turquía sigue siendo valida. No obstante, no es mi estilo faltar al respeto al honor de embajadores y en el futuro aclararé mi posición de una forma diplomáticamente aceptable", dijo Ayalón en un comunicado difundido hoy por su ministerio.
Poco después, el primer ministro, Benjamín Netanyahu, expresó su satisfacción por la aclaración de Ayalón, según un comunicado de su oficina.
La humillación en cuestión -que ha aumentado la tensión entre dos tradicionales aliados como Turquía e Israel, cuya relación se ha degradado en el último año- tuvo lugar durante una entrevista entre Ayalon y Celikkol.
El encuentro había sido convocado por el primero para quejarse por la emisión de "Kurtlar Vadisi" (El Valle de los Lobos), una popular serie televisiva de acción y espionaje, aderezada con un contenido fuertemente nacionalista, emitida en una cadena de televisión privada turca.
En uno de sus capítulos aparece un agente del Mossad, los servicios secretos israelíes en el exterior, asesinando a un niño, lo que generó las acusaciones de antisemitismo y de poner en peligro a la comunidad judía turca.
La entrevista fue organizada en el despacho del "número dos" de la diplomacia israelí en el Parlamento, en vez de en el Ministerio de Exteriores, como es habitual, y fue precedida de una espera del embajador en el pasillo, en contra del protocolo.
Una vez en la estancia, Ayalón se negó a dar un apretón de manos a su interlocutor, al que sentó en un asiento ostensiblemente más bajo antes de decir en hebreo a los periodistas gráficos presentes: "Pongan atención a que está sentado en una silla más baja, a que sólo hay una bandera israelí en la mesa y a que no estamos sonriendo".
Ankara ha exigido disculpas al Estado judío y convocado a su diplomático, que quizás ya nunca regrese a su puesto en Tel Aviv, según dijo el diputado árabe israelí Talab El-Sana tras hablar ayer con él por teléfono.
El último rifirrafe diplomático entre Israel y su principal socio musulmán tiene lugar después de que el primer ministro turco, Recep Tayip Erdogan, acusase al Estado judío de utilizar una fuerza desproporcionada contra los palestinos, de violar el espacio aéreo y marítimo del Líbano y de poner en peligro la paz mundial.
En un comunicado, el Ministerio israelí de Exteriores denunció el "ataque desenfrenado" contra su país, lanzado el pasado lunes por el primer ministro turco en rueda de prensa con su homólogo libanés, Saad al Din al Hariri.
"Las palabras de Erdogán deben valorarse junto al programa anti-israelí que difunde la televisión turca, así como otros sentimientos anti-israelíes repetidamente expresados por el primer ministro turco durante más de un año", indica la nota de Exteriores.
"Turquía es el último país que debe pregonar moralidad a Israel y a sus Fuerzas Armadas", añade.
En su editorial de hoy, el diario israelí "Haaretz" critica al Ministerio de Exteriores de su país, dirigido por el ultraderechista Avigdor Lieberman, por "centrar sus críticas en la serie y acusar a Turquía de diseminar el antisemitismo" porque es "más cómodo y fácil que lidiar con las verdaderas críticas" lanzadas por Erdogan, pese a que ambos temas "no están conectados".

También te puede interesar

Este sitio utiliza cookies para mejorar la experiencia de usuario. Aceptar Ver más

WhatsApp chat