Inicio NOTICIAS Siria rechaza la moderación, la paz y la reconciliación
Por Danny Ayalon*

Siria rechaza la moderación, la paz y la reconciliación
Por Danny Ayalon*

Por
0 Comentario

En primer lugar, Siria (en general) y Bilal (en particular) siempre, y con rapidez, le recuerdan a Israel y a la comunidad internacional que, si ellos no obtienen lo que quieren, recurrirán a la violencia y al asesinato.

En esa entrevista estuvieron ausentes las reiteradas y públicas amenazas para re-obtener las Alturas del Golán "por medio de la mukawama", que significa terrorismo.

Siria no puede seguir ambos caminos; estar preparada para sentarse y negociar, de modo directo y de buena fe, con Israel y, al mismo tiempo, buscar alcanzar resultados a través de la destrucción y derramamiento de sangre.

Durante la entrevista con Clarín, Bilal reclamó que no es a causa de la religión o la intolerancia que el conflicto con Israel continúa. Sin embargo, comentarios de colegas de Bilal demuestran, con acierto, que ésa no es la posición del gobierno sirio.

Hace poco, el ministro sirio de Asuntos Religiosos, Muhammad Abd Al-Sattar, lanzó una diatriba antisemita culpando a los judíos por todas las enfermedades del mundo porque así fue " dicho por el Corán". El año pasado, el Ministro de Educación sirio, Ali Saad, quería crear un curriculum educativo nuevo con el objetivo de profundizar "el entendimiento común, para las generaciones por venir (árabes e islámicas) sobre la naturaleza terrorista de la entidad sionista".

Esos ministros son representativos de una postura de gobierno que muestra el conflicto en términos religiosos y da poco espacio al compromiso. Esto también se refleja en la hostilidad siria, que se permite ser base de muchas organizaciones terroristas asesinas en la región.

Siria es ampliamente reconocida como uno de los mayores auspiciantes del terrorismo mundial. Los líderes de numerosos grupos terroristas- reconocidos internacionalmente- viven en Damasco, incluyendo a Jihad islámica y Hamas.

Siria apoya a Hezbollah que, una y otra vez, socava la soberanía de su vecino Líbano, incluso después que finalizara de manera oficial, luego de 29 años, la ocupación siria.

Los argentinos saben el gran alcance de la alianza asesina entre Irán, Siria y Hezbollah. Los ataques terroristas al edificio de la AMIA (1994) y la Embajada israelí (1992), matando a más de 100 personas, se llevaron todas las huellas digitales de este triunvirato, según el Servicio de Inteligencia argentino.

Israel buscó, desde hace tiempo, la paz con sus vecinos y desea alcanzarla a través de compromisos significativos.

Los intentos de Bilal y, unos pocos meses atrás, del Presidente iraní Ahmadinejad, de atormentar la relación de Argentina con Israel no tendrán éxito.

Las recientes visitas a Buenos Aires del presidente israelí Shimon Peres y del canciller Avigdor Lieberman testimonian el lazo perdurable y creciente entre ambas naciones. Israel continuará extendiendo su mano fraternal a todos sus vecinos y más allá pero, mientras toma ambas para hacer la paz, sólo tiene una para negarla. Israel enfatizó, de manera reiterada, que está dispuesto a reunirse con sus contrapartes sirios en cualquier momento y lugar, sin precondiciones. Sin embargo, Siria, consistentemente, rechaza la moderación, la paz y la reconciliación; intenta congraciarse con aquellos que buscan engañar con el doble discurso.

Qué dijo el ministro sirio
En una entrevista con Clarín en Buenos Aires, el ministro de Información de Siria, Mohsen Bilal, había dicho que "el problema con Israel es la ocupación territorial. Hay quienes creen que el conflicto es por intolerancia, religión, choque de culturas. No es verdad. El problema es la ocupación de los territorios árabes." Agregó que " la paz es una cuestión de voluntad política.

Al gobierno israelí le falta esa voluntad para una paz verdadera que solo puede darse pagando los costos necesarios." 

* Vicecanciller israelí 

Clarin

 

También te puede interesar

Este sitio utiliza cookies para mejorar la experiencia de usuario. Aceptar Ver más

WhatsApp chat