Inicio NOTICIAS La Delegacion Argentina del KKL vive momentos únicos en Israel.

La Delegacion Argentina del KKL vive momentos únicos en Israel.

Por
0 Comentario

Por Ariel Krengel*.- Israel es un lugar donde despiertan las emociones y la delegación del KKL las está viviendo desde el momento mismo de la partida.

Las primeras sensaciones aparecieron en San Pablo al ver llegar el avión de EL AL con la bandera de Israel pintada en fuselaje. Un escalofrío corrió la piel de muchos que por primera vez se dirigían a Israel. Al aterrizar luego de mas de 12 horas de vuelo, un fuerte aplauso recorrió todo el avión.

Desde el aeropuerto de Tel Aviv en un día lleno de sol, nos dirigimos directamente a Ierushalaim en lo que serían unos días de vibrantes vivencias.

La vista única de la ciudad capital del Estado de Israel mostró las primeras lágrimas en muchos de los rostros que resistían el cansancio. El Presidente Mundial del KKL, Avraham Duvdevani, le dio la bienvenida a la delegación haciendo mención al amor inalterable entre el pueblo judío y su Tierra.

El segundo día fue el encuentro por el cual muchos aguardaron toda su vida. La delegación llegó al Kotel Hamaarabi, el Muro Occudental (de los lamentos). Los deseos, los rezos y los papelitos se mezclaban con un sinfín de fotos. Ese muro testigo de hechos heroicos, vió como un padre le ponía el nombre en hebreo a su hija y como un sobreviviente de la Shoá agradecía haber llegado a este momento. Todos ellos parte de un mismo grupo.

La emoción siguió guiando nuestros pasos en Ierushalaim. La visita al Montd Herzl y su museo y los túneles del Kotdl junto a la cadena de generaciones hizo que las lágrimas brotaran una vez mas, esta vez de muchos otros…Sentirse parte de esa cadena milenaria que es el pueblo judío fue una vivencia de todo el grupo que comenzaba a aunar sus propios lazos con esta tierra.

Celebrar Shabat en el Kotel y recorrer sus calles, por donde el Rey David y el Rey Salomón lo hicieron reforzó este sentimiento de pertenencia.

 No podíamos dejar la ciudad sin visitar Yad Vashem, el centro de Investigacion y conmemoración de la Shoá. Allí nos conmovimos y rendimos nuestro sentido homenaje a nuestros hermanos, recitando un Kadish en conjunto.

La partida de Ierushalaim nos dejó llenos de espiritualidad, la cual trasladamos al Bosque Yatir, donde el KKL Argentina plantó 60.000 árboles en el 2008. Allí hemos descubierto las placas que atestiguan el compromiso de la comunidad judia argentina con Iarael y el KKL. en representación de la delegación Guillermo Lesniewier, tesorero del KKL y que forma parte de la delegación junto a su esposa, descubrió las primeras placas junto a Luana Taragan de 11 años. Las segundas placas, del bosque de la provincia de Córdoba, fueron descubiertas por León Groper, sobreviviente de la Shoá y Brian Golberg de 11 años.

La historia, el compromiso dirigencial y el futuro de nuestra comunidad unidos en la labor del KKL.

Un viaje lleno de emociones que recién comienza y seguramente volverá a cada uno de nosotros transformados por lo visto y lo vivido.

* Director Ejecutivo
KKL Argentina

También te puede interesar

Este sitio utiliza cookies para mejorar la experiencia de usuario. Aceptar Ver más

WhatsApp chat