Inicio NOTICIAS El museo del IWO junta llaves de bronce

El museo del IWO junta llaves de bronce

Por
0 Comentario

Israel Hoffman fue un gran escultor argentino, con un gran sentido del arte y una fuerte relación con lo judío.
Una vez en buenos Aires, se vinculó con el grupo de artistas de La Boca, en especial con Quinquela Martín. Hoffman realizó muchísimas obras, figuras, cabezas. “Como algunas no están hechas en bronce, la idea es elegir una y pasarla a ese material”, contó Wilkis a AJN.
La directora del museo destacó que “de ahí surgió la idea de la campaña de recolección de llaves y objetos de bronce. Siempre a la gente se le acumulan llaves, por ejemplo. Nosotros pedimos que nos las donen, porque es un trabajo muy costoso que solos no podemos afrontar. Pueden donar llaves o cualquier objeto de bronce para enviarlos a fundir para hacer una escultura”.  
El museo de IWO tiene como objetivo constante rescatar las obras de artistas judíos que aportaron a la cultura.
“En nuestro museo exponemos pinturas, esculturas, cerámicas, objetos de uso religioso judío; candelabros, copas, objetos de uso cotidiano de los inmigrantes judíos cuando llegaron a Argentina, tales como cubiertos y objetos para diferentes actividades. Tenemos objetos a partir del año 1783”.
Hasta 1994, la fundación IWO funcionaba en el edificio de AMIA. Con el atentado, muchos de sus objetos de arte sufrieron daños irreparables. “Después del atentado, hubo muchas esculturas y objetos que sufrieron daños. Por el estado en que quedaron, muchos cuadros no pudieron ser reparados y los tenemos expuestos tal como están”, agregó la directora del museo.
El museo también expone los “salvados dos veces”: objetos que fueron salvados por tropas estadounidenses luego de la Segunda Guerra Mundial y que volvieron a ser salvados del atentado contra la AMIA.
En este sentido, agregó que “tenemos un gran patrimonio en nuestro museo, pero nuestro objetivo es que siga creciendo”.
La fundación IWO recibe llaves y objetos de bronce en la calle Ayacucho 483 de 11 a 17 hs. “Necesitamos mucho material. Se necesita muchos kilos de bronce para traspasar una escultura. Las puertas están abiertas para todos los que quieran dejar sus objetos”, concluyó Silvia Wilkis.

GL-DB

También te puede interesar

Este sitio utiliza cookies para mejorar la experiencia de usuario. Aceptar Ver más

WhatsApp chat