Inicio NOTICIAS Netanyahu se reúne en Londres con enviado de EEUU para aplacar tensiones

Netanyahu se reúne en Londres con enviado de EEUU para aplacar tensiones

Por
0 Comentario

Por Ron Bousso .- Pese a ser uno de los principales aliados de Estados Unidos, Israel resistió hasta ahora a las presiones del emisario del presidente Barack Obama para que congele totalmente los asentamientos, como un paso previo y necesario para reactivar el paralizado proceso de paz en Oriente Medio.

Como la demanda estadounidense goza del apoyo de los grandes países europeos, el primer ministro israelí se encuentra en la delicada posición de tener que responder a la vez a las expectativas de la comunidad internacional y a las exigencias de su coalición gubernamental derechista de línea dura.

En declaraciones el martes a los periodistas que le acompañan, Netanyahu insistió en que "la cuestión de los asentamientos es un problema, pero el problema principal es el rechazo (de los palestinos) a reconocer a Israel como el Estado judío".

Al principio de la reunión con Mitchell, Netanyahu declaró que las conversaciones "progresaban" y expresó la esperanza de que "pronto podamos reanudar conversaciones normales" con los palestinos, según su portavoz Mark Regev.

Pero un responsable israelí ya había prevenido que Netanyahu esperaba "algún progreso pero no un avance esencial" en la reunión, que se celebraba al día siguiente de una entrevista con el primer ministro británico Gordon Brown.

Brown le dijo el miércoles que "la colonización era una barrera para la solución de dos Estados", uno israelí y otro palestino, pero se declaró "cada vez más confiado en que hay una voluntad real de progresar".

La visita de Netanyahu a Europa se produce cuando se intensifican los esfuerzos para impulsar las negociaciones en las próximas semanas.

Responsables estadounidenses e israelíes consideran posible una cumbre entre Obama, su homólogo palestino Mahmud Abas y Netanyahu en septiembre en Nueva York, coincidiendo con la Asamblea General de Naciones Unidas.

Las conversaciones israelo-palestinas, que se han llevado a cabo intermitentemente desde 1993, están paralizadas desde la ofensiva israelí de finales de 2008 contra Hamas en la franja de Gaza, que duró 22 días y según fuentes palestinas dejó 1.400 muertos.

Los palestinos condicionan cualquier reanudación del diálogo a una congelación total de la colonización en sus territorios.

Pero Netanyahu ya ha anunciado que su país no transigirá en la cuestión de Jerusalén, cuya parte oriental fue anexada en 1967 por Israel, que la considera su capital "soberana" e "indivisible", y ha exigido garantías para los 500.000 colonos israelíes.

El diario británico The Guardian publicó sin embargo el miércoles que Israel podría aceptar una congelación parcial de la colonización, a cambio de nuevas sanciones internacionales, más duras, contra Irán por su programa nuclear.

Netanyahu declaró tras su reunión con Brown que quería buscar con Mitchell "una fórmula de acercamiento que nos permita lanzar un proceso y a la vez posibilite (a los colonos) llevar una vida normal".

Pero también trató de poner a los palestinos ante sus responsabilidades, afirmando que ya había tomado medidas hacia una solución con dos Estados y para facilitar las condiciones de vida de los palestinos.

La "fórmula ganadora", según Netanyahu, sería que los palestinos aceptaran un Estado desmilitarizado y reconocieran a Israel como el Estado del pueblo judío.

"Hemos avanzado en el terreno, yo también he avanzado no sólo en mis actos sino también en mis palabras (…) La ausencia de expresión clara y franca de los líderes palestinos de este reconocimiento ha sido lo que ha retrasado la paz", agregó el primer ministro israelí.

Después de su reunión con Mitchell, Netanyahu viajará a Berlín, donde el jueves se reunirá con la canciller alemana Angela Merkel.

También te puede interesar

Este sitio utiliza cookies para mejorar la experiencia de usuario. Aceptar Ver más

WhatsApp chat