Inicio NOTICIAS Desmantelan un complot para realizar ataques terroristas en Nueva York

Desmantelan un complot para realizar ataques terroristas en Nueva York

Por
0 Comentario

Los cuatro fueron inculpados con cargos de conspiración para detonar una bomba cerca de la sinagoga de Riverdale en el barrio del Bronx y para disparar contra aviones militares en una base aérea del aeropuerto Stewart de Newburgh, al norte de Nueva York, con misiles tierra-aire Stinger.

Los sospechosos cayeron en una trampa tendida desde el año pasado por las autoridades a través de un informante, hasta el momento en que fueron detenidos, indicó la fiscalía del distrito sur de Nueva York en un comunicado.

El gobernador de Nueva York, David Paterson, precisó que "tres son de nacionalidad norteamericana y uno es de origen haitiano". "Este caso demuestra claramente que la amenaza del terrorismo en Nueva York es persistente", dijo.

Según la fiscalía, "en sus esfuerzos para obtener las armas, los sospechosos trataron con un informante que actuaba bajo supervisión de las autoridades, y el FBI (Policía federal) y otras agencias monitorearon sus acciones hasta el momento en que fueron detenidos".

James Cromitie, David Williams, Onta Williams y Laguerre Payen, todos residentes en Newburgh y con ‘alias’ de origen musulmán, fueron inculpados por varios cargos, incluyendo conspiración para utilizar armas de destrucción masiva en Estados Unidos y para adquirir y utilizar misiles antiaéreos.

Los cargos son pasibles de un mínimo de 25 años de cárcel y un máximo de cadena perpetua.

Según el fiscal general interino del distrito sur de Nueva York, Lev Dassin, los sospechosos "querían realizar ataques terroristas. Seleccionaron objetivos y buscaron las armas necesarias para desarrollar sus planes".

"Felizmente -agregó Dassin- los sospechosos buscaron asistencia de un testigo que cooperaba con el Gobierno. A pesar de que las armas que se les suministraron eran falsas, ellos pensaban que eran absolutamente reales".

En junio de 2008, Cromitie presuntamente entró en contacto con quien resultó ser un informante del FBI y le explicó que sus padres habían vivido en Afganistán y que quería "hacerle algo a Estados Unidos", sumarse a la organización Jaish-e-Mohammed (basada en Pakistán y considerada como terrorista por Washington) y morir como un mártir "para ir al paraíso".

A partir de octubre pasado, el informante comenzó a reunirse con los cuatro sospechosos en una casa de Newburgh, donde el FBI había montado un dispositivo secreto de vídeo y audio, que registró los encuentros.

En las reuniones hablaron de los planes para atacar los objetivos en Nueva York y le solicitaron ayuda para conseguir misiles y explosivos.

Los planes siguieron avanzando, con visitas de reconocimiento a los lugares escogidos. A principios de este mes, se trasladaron junto al informante a Stamford (Connecticut) donde les suministró un misil tierra-aire -en realidad desactivado- y explosivos plásticos de tipo C-4, "inertes", según la fiscalía.

El alcalde, Michael Bloomberg, destacó la necesidad "de permanecer alertas en nuestros esfuerzos por prevenir el terrorismo" e indicó que visitará este jueves de mañana junto al comisionado de Policía Raymond Kelly la sinagoga del Bronx donde se planeaba realizar el atentado.

También te puede interesar

Este sitio utiliza cookies para mejorar la experiencia de usuario. Aceptar Ver más

WhatsApp chat