Inicio NOTICIAS Durban. El presidente del Congreso Judío Europeo expresó que “los países que votaron para firmar la resolución mancharon su reputación e hicieron oficial su odio”

Durban. El presidente del Congreso Judío Europeo expresó que “los países que votaron para firmar la resolución mancharon su reputación e hicieron oficial su odio”

Por
0 Comentario

La decisión del día de hoy de firmar el documento final de Durban II, con dos días de anticipación del cierre de la conferencia, representó una maniobra cínica y desesperada para recuperarse del escándalo de dejar que Naciones Unidas sea utilizada como una plataforma para la incitación. Al hacerlo, el mundo se puso directamente en manos de racistas, déspotas y patrocinadores del terror, quienes organizaron la conferencia Durban II”.

Para explicarlo de manera simple, el mundo no puede actuar de dos maneras distintas. Las delegaciones que abandonaron el recinto mientras que Ahmadinejad daba su discurso antisemita no pueden hacerse cargo, de igual manera, del odio inherente que conllevó su ratificación al documento final de Durban I. Pero eso es exactamente lo que ocurrió el día de hoy.  

Los ocho países que negaron su participación, a los cuales el día de ayer se sumó la República Checa, se negaron a formar parte de Durban II debido a su preocupación de que la conferencia y  la resolución resultante pudieran traer aparejadas lenguaje racista y el aislamiento de Israel (el único estado democrático de Medio Oriente). Esos países entendieron perfectamente el asunto y debemos felicitarlos. En cambio, los países que votaron para firmar la resolución mancharon su reputación e hicieron oficial su odio.

En vez de atacar asuntos reales del racismo y de derechos humanos, desde las etapas iniciales de planificación, Durban II ha sido una burla para los derechos humanos, una plataforma para el antisemitismo y una fuerte crítica hacia Israel. Hoy, los delegados ratificaron el lenguaje de la conferencia del 2001, que, de manera sumamente inteligente, implica lenguaje racista y aísla a una nación. Es completamente inaceptable.

Mediante su voto, las delegaciones le han dado luz verde a los deseos de Irán, Libia y Pakistán, países que figuran como los mayores ofensores de los derechos humanos.

También te puede interesar

Este sitio utiliza cookies para mejorar la experiencia de usuario. Aceptar Ver más

WhatsApp chat