Inicio NOTICIAS Escándalo en la ONU: Ahmadinejad provocó el retiro de delegados europeos

Escándalo en la ONU: Ahmadinejad provocó el retiro de delegados europeos

Por
0 Comentario

Tal como se temía, la Conferencia de Naciones Unidas contra el racismo, bautizada como Durban II, comenzó hoy en la ciudad suiza de Ginebra envuelta en polémicas: las virulentas declaraciones del presidente de irán, Mahmud Ahmadinejad, en las que realizó declaraciones discriminatorias contra el Estado de Israel y volvió a relativizar el Holocausto, generó que una veintena de representantes de la Unión Europea y otros países abandonaron la sala en señal de protesta.

Apenas había comenzado su discurso en la conferencia -que sucede a la cumbre de Durban de 2001- cuando Ahmadineyad empezó a hablar de "gobierno racista" y "racismo barbárico", en referencia a Israel. Al propio secretario general de la ONU, Ban Ki-moon –habitualmente crítico de las políticas israelíes- no le quedó más remedio que condenar rotundamente esas palabras.

"Después del final de la Segunda Guerra Mundial, (los Aliados) recurrieron a la agresión militar para privar de tierras a una nación entera bajo el pretexto del sufrimiento judío", dijo el presidente iraní. "Enviaron a emigrantes de Europa, de Estados Unidos y del mundo del
Holocausto para establecer un gobierno racista en la Palestina ocupada", afirmó, en clara alusión a Israel. "Hay que hacer esfuerzos para poner fin a los abusos de los sionistas y de sus partidarios", agregó el presidente iraní, provocando la salida de la sala de los 23 representantes europeos presentes bajo los abucheos de los participantes, según consigna la agencia DPA.

"Cada miembro de la ONU tiene la obligación de respetar plenamente las reglas de Naciones Unidas", dijo Ban a la prensa. Esto incluye que ningún país puede discriminar a otro miembro de la ONU, añadió. Y agregó que Ahmadinejad abusó de la conferencia y ofendió a Israel.
"E s una situación totalmente inaceptable", agregó Ban.

La cita de Ginebra no había comenzado bien: nueve países, entre ellos Estados Unidos, se habían negado a participar por temor a los posibles exabruptos del presidente iraní, quien finalmente confirmó todos los pronósticos. El gobierno británico, por caso, expresó hoy su "condena sin reservas" a las manifestaciones de Ahmadinejad. El portavoz del primer ministro Gordon Brown dijo en Londres que "el gobierno británico condena sin reservas las frases ofensivas e incendiarias del presidente iraní". "Estas frases no tienen lugar en ninguna parte, menos en un foro contra el racismo de ONU", manifestó el vocero.

La alta comisaria de la ONU para Derechos Humanos, Navi Pillay, afirmó que está "profundamente entristecida" por el discurso del mandatario iraní, que acusó entre otros a Israel de ser racista con los palestinos. En cambio, la delegación del Vaticano que participa en la Conferencia permaneció en la sala durante el polémico discurso. El grupo de la Santa Sede, encabezado por monseñor Silvano Tomasi, observador permanente del Vaticano ante la ONU, "no se fue de la sala", confirmó Lombardi a la agencia AFP.

clarin

También te puede interesar

Este sitio utiliza cookies para mejorar la experiencia de usuario. Aceptar Ver más

WhatsApp chat