Inicio NOTICIAS Conferencia sobre racismo: imposible consenso en ONU sobre Israel y religión

Conferencia sobre racismo: imposible consenso en ONU sobre Israel y religión

Por
0 Comentario

Estados Unidos, Canadá, Israel, Holanda y Australia anunciaron que no participarán en la Conferencia Durban II de ONU, que durante cinco días examinará los esfuerzos realizados para combatir el racismo, la xenofobia y la intolerancia desde la primera reunión organizada en Durban (Sudáfrica) en 2001.

El portavoz del Departamento de Estado estadounidense, Robert Wood, señaló que pese a los avances, el último borrador de la declaración final de Ginebra mantenía trechos inaceptables de la declaración de 2001 e infringían la libertad de expresión.

"En consecuencia, lamentamos, Estados Unidos no participará en la conferencia", indicó en un comunicado emitido el sábado por la noche.

Australia y Holanda se sumaron el domingo a esas críticas.

"Lamentablemente, no podemos tener confianza en que la nueva conferencia no sea utilizada nuevamente como una plataforma para propagar opiniones ofensivas, incluyendo opiniones antisemitas", sostuvo el ministro de Relaciones Exteriores australiano, Stephen Smith, en un comunicado.

"La Conferencia es demasiado importante como para ser usada con fines políticos y ataques contra Occidente", apuntó por su lado el canciller holandés, Maxime Verhagen.

Gran Bretaña, en cambio, confirmó su presencia en Ginebra.

"Estamos observando el desarrollo de los acontecimientos. Todavía tenemos la intención de participar", dijo a la AFP un vocero del Foreign Office, quien consideró sin embargo "inaceptable" que en las discusiones se trate "de negar o de subestimar el Holocausto" nazi.

El papa Benedicto XVI expresó por su lado sus "sinceros deseos" de que los delegados en "obren juntos, en un espíritu de diálogo y escucha recíproca, por el fin de toda forma de racismo y disriminación".

El carácter polémico de la Conferencia se vio acentuado por el hecho de que el orador de mayor rango en la inauguración será el presidente iraní Mahmud Ahmadinejad, quien ha cuestionado en varias ocasiones la existencia del Holocausto, en el cual millones de judíos murieron en los campos de la Alemania nazi.

"Esta conferencia es una farsa trágica: oficialmente se trata de denunciar el racismo y se invita a un negacionista conocido que llama a la destrucción del Estado de Israel", afirmó Yossi Levy, agregado de prensa del ministerio israelí de Relaciones Exteriores.

Israel también ha pedido al presidente suizo, Hans-Rudolf Merz, que renuncie al encuentro que tiene previsto el domingo por la noche con el mandatario iraní.

El viernes, los negociadores occidentales de la mayoría de los estados musulmanes reunidos en Ginebra acordaron un borrador de declaración final que limaba la mayoría de los elementos más controvertidos relacionados con la discriminación religiosa, Israel y Medio Oriente.

Pero esos esfuerzos resultaron insuficientes para evitar que muchos países anuncien su ausencia, mientras otros, como Alemania, siguen madurando su decisión.

Estados Unidos e Israel ya habían abandonado la Conferencia de Durban I.

UnaONG de defensa de los Derechos Humanos, Human Rights Watch, con sede en Nueva York, criticó el creciente boicot occidental.

"Estos países les están dando la espalda a las víctimas del racismo y están poniendo en peligro el trabajo de la ONU contra el racismo", lamentó una de las portavoces, Juliette de Rivero, a la AFP.

Otros grupos de derechos humanos retaron a Ahmadinejad a que eliminara las discriminaciones en Irán.

También te puede interesar

Este sitio utiliza cookies para mejorar la experiencia de usuario. Aceptar Ver más

WhatsApp chat