Inicio NOTICIAS Baal, Odín y Osiris

Baal, Odín y Osiris

Por
0 Comentario

 Como muchos de los soldados pertenecientes al Ejército de Defensa de Israel (Tzahal) que participaron en la última guerra en Gaza, Omer, de 20 años, consagraba de vez en cuando unos pocos minutos para rezar, durante el tiempo que luchaba en Gaza. A diferencia de las plegarias de sus compañeros de armas hacia  D-os, Omer es un idólatra pagano que juró tener fe a tres dioses antiguos durante la guerra. Sus figuras se le aparecieron ante él, lo que le brindó coraje en esos momentos tan difíciles. Siendo un soldado de las Fuerzas de Defensa de Israel, se negó a intervenir en el reportaje, pero sí explicó que pertenece a una religión que pretende renovar y rendir culto a los dioses antiguos.

Durante un foro sobre  paganismo, otro de los jóvenes expresó que en el servicio militar cuando estaba en una unidad importante, su rezo iba elevado a Anat la diosa canaanita de la guerra.

Este fenómeno, de  muy poca influencia  en Israel, nació como consecuencia del expansionismo neo pagano en Europa y Estados Unidos. "El paganismo moderno está formado de una variedad de religiones y creencias. La mayoría se  basan en ceremonias paganas antiguas", explica la investigadora Rinat Korvert, de la Universidad de Bar-Ilan que escribió su tesis sobre la comunidad pagana en Israel, tomando en parte como base los diferentes foros que se encuentran en Internet.

Existe un deseo de tomar la esencia del paganismo antiguo y otorgarle una vestimenta moderna, adaptada  a las personas de nuestra época.

Muchos de los creyentes construyen un altar en sus casas y es allí donde se arrodillan y elevan sus oraciones hacia la naturaleza y hacia sus dioses. "Todas las personas que entrevisté llevaron a cabo ceremonias y ritos comunales en entornos apropiados para estos actos paganos".

Para la religión judía está prohibido creer en imágenes o ídolos, la mayoría de los paganos en Israel confían en otras personas de su misma creencia. Así también todos sus ritos, son guardados en secreto.

 Alon Kobez, de 29 años, de Rehovot,  creyente neo pagano es uno de los muy pocos que decidió sacarse su antifaz y expresarse sin temores, pues la mayoría de esta gente creyente, según sus palabras, viven con miedo. Son muchos los que se interesan por el paganismo pero son unos pocos lo que llevan a cabo sus creencias.

También te puede interesar

Este sitio utiliza cookies para mejorar la experiencia de usuario. Aceptar Ver más

WhatsApp chat