Inicio NOTICIAS AMIA: “El juicio a los encubridores es irreversible”

AMIA: “El juicio a los encubridores es irreversible”

Por
0 Comentario

«Me sorprendió mucho este planteo recusatorio, fundamentalmente porque el doctor Lijo hace varios años que está interviniendo en la causa. La circunstancia que haya sido empleado de la doctora Riva Aramayo es conocida desde el mismo momento en que tomó a su cargo la investigación y nunca hubo ningún planteo cuando ese era el momento para hacerlo. Independientemente de eso me parece que el hecho de haber trabajado con un magistrado en modo alguno convierte automáticamente a una persona en testigo. El propio juez, si hubiera tenido algún impedimento, él por ley está obligado a excusarse. Por eso no tengo dudas que la recusación no va a proceder», advierte Nisman.
«Me da toda la sensación, agrega, que a este planteo, al que se han sumado muchas defensas de los imputados, lo que busca es recusar al juez no porque haya trabajado con Riva Aramayo, esa es la excusa, sino porque justamente Lijo arribó -quizá- a un punto donde no muchos esperaran que arribara».
¿Por qué cree, entonces, que el grupo de Familiares intentaron recusarlo a través de su abogado Pablo Lanusse?
Deben creer que se encuentra afectado o creen que puede ser testigo. No sé cuál es el objetivo pero me parece que actuaron en la creencia que lo que hacían era correcto. Lo que sí también me parece es que los abogados de los imputados están utilizando esta situación para dilatar o diluir el juicio o postergarlo; y eso es, lamentablemente, lo que se está logrando.
¿Lo que usted dice es que en este momento se llegó a una especie de alianza no formal entre el abogado de los Familiares y los de los imputados?
Lo que yo digo es que la recusación elíptica a Lijo le ha venido a los abogados de los imputados como anillo al dedo. Les están dejando la pelota picando frente al arco. No tengo elementos para hablar de una alianza, pero sí que les ha venido bien a los efectos de lograr dilatar y postergar la elevación a juicio. Y que cada uno haga sus propias interpretaciones.
¿Habló con los Familiares y con Lanusse luego de la presentación del escrito recusatorio?
No porque no soy quién para cuestionar las decisiones de los familiares y del abogado.
¿Ellos eran concientes de lo que podía llegar a suceder con este escrito?
La verdad es que no lo se.
Embarrar la cancha
Nisman advierte que en esta causa «no hay querella unificada. Familiares están con Lanusse, DAIA con Nercellas y Kirszenbaum y AMIA con Avila y Miguel Bronfman».
Respecto a las respuestas a la vista de Lijo, aclara que «AMIA y DAIA han solicitado algunas medidas de prueba porque creen que la instrucción no está completa y el juez les contestó que a su criterio sí lo está y que esa medida no es apelable, con lo cual no deja de ser más que el pedido de una parte rechazado por el juez. Ahora cada uno tendrá que fijar cuál es su postura: si acusan o si no acusan, y en el caso que no acusen a quiénes (no acusan)».
«Pero -agrega- debido a la presentación hecha por Familiares el trámite se ha puesto un poco más engorroso porque Lanusse metió una queja a la Cámara, que ha pedido la causa para verla. La vista para contestar la acusación la tiene el doctor Slokar y después de esto ya está ordenada la vista a la Fiscalía, así que luego la contestaremos nosotros. El trámite sigue», concluye.
¿Cómo termina esta historia?
Creo que la recusación no tiene ninguna posibilidad de prosperar, va ser rechazada y las partes van a tener que expedirse en cuanto a la elevación a juicio. De todas formas la causa igual va a juicio porque basta que una de las partes lo requiera, y acá van a ser muchos más de una como, por ejemplo, la defensa de Ribelli y Memoria Activa que ya han acusado.
Tiene que venir, ahora, la vista final que está demorada por la recusación de Familiares…
Está demorada porque la Cámara tiene que resolver si hace lugar o no a la recusación de Lijo. Luego que Familiares hiciera esta recusación elíptica, se presentó la defensa de Mullen y Barbaccia pidiendo muchas medidas y haciendo una recusación formal, concreta. A raíz de eso es que el trámite tomó otro cariz. Lijo tiene que hacer un informe de si acepta o no lo acepta y elevarlo a la Cámara. Hasta que eso no ocurra, el juez no va a avanzar porque necesita saber qué define la Cámara.
Hoy por hoy ni AMIA, ni DAIA ni Familiares determinaron aún a quiénes acusarían…
Es que por una resolución de Lijo, ellos entienden que no les está corriendo el plazo. Por eso no presentan nada hasta que se destrabe el tema Lijo por la recusación antepuesta.
Ni DAIA ni AMIA recusaron al juez pero dijeron que la instrucción estaba completa y que había medidas para continuar realizando. El juez rechazó esa respuesta y dijo que para él sí está completa.
La recusación elíptica de los Familiares es lo que dio pie a las presentaciones de todas las defensas y hace que todo esté trabado.
El Juez Lijo realizó una investigación seria, muy sólida, y de manera valiente y decidida avanzó contra aquellos que cometieron graves delitos en la investigación del atentado».
«Yo también creo que los procesados no son los únicos y que la investigación debe seguir para arriba, pero lo cierto es que la investigación respecto de las personas que la Cámara confirmó el procesamiento se encuentra completa y debe ser elevada a juicio sin más demoras. El resto, es decir la responsabilidad que pudieron tener otras personas que están acusadas, como Menem o Corach, se debe seguir investigando y, llegado el caso, también elevarla a juicio oral. Pero no corresponde, en mi opinión, demorar más la elevación a juicio de aquellos imputados a cuyo respecto ésta larga instrucción -que se inició por el año 2000- está completa».
nuevasion

También te puede interesar

Este sitio utiliza cookies para mejorar la experiencia de usuario. Aceptar Ver más

WhatsApp chat