Inicio NOTICIAS La corrupción y errores en la guerra contra Hezbolá hunden a Olmert

La corrupción y errores en la guerra contra Hezbolá hunden a Olmert

Por
0 Comentario

Una encuesta difundida el jueves por el diario Yediot Aharonot muestra que sólo 2% de los israelíes consideran que Olmert, de 61 años, es digno de confianza. Otro estudio realizado por el canal privado de televisión ’10’ indica que un 72% de las personas interrogadas consideran que debe abandonar el cargo.

Según los analistas, la situación de Olmert recuerda la gran crisis de confianza después de la guerra árabo-israelí de 1973, que obligó a Golda Meir, la jefa de Gobierno de esa época, a dimitir debido a la falta de preparación del ejército para hacer frente a la ofensiva lanzada por Egipto y Siria.

Sin embargo, Golda Meir no llegó en ningún momento a derrumbarse a semejante nivel en las encuestas.

Entre los motivos señalados para justificar la caída de Olmert figuran en primer lugar los errores en la guerra llevada a cabo contra el Hezbolá chiita en Líbano del 12 de julio al 14 de agosto de 2006, así como varios escándalos financieros en los cuales está involucrado el primer ministro.

Estos «casos» deterioraron la confianza de la opinión pública en Olmert, que asumió la jefatura del gobierno en mayo de 2006, después de la victoria de su partido Kadima en las elecciones legislativas de fines de marzo. Olmert había adquirido su capital de confianza a la sombra de su predecesor, Ariel Sharon, que está en coma desde hace más de un año.

No obstante, la incapacidad del ejército de impedir los disparos de cohetes del Hezbolá contra el territorio israelí, así como el fracaso del gobierno para garantizar la protección de las poblaciones civiles del norte de Israel, cambiaron radicalmente la situación.

Según los comentaristas, el futuro político de Olmert podría depender de las conclusiones de un informe de una comisión investigadora que serán difundidas la semana próxima.

La mayoría de los israelíes (57%), que no esperó el veredicto de dicha comisión, desea elecciones anticipadas.

Lo único que podría salvar a Olmert, según Akiva Eldar, un analista del diario Haaretz, sería «un progreso diplomático con los palestinos gracias a una iniciativa suya. Él debe cambiar de estrategia en la cuestión israelo-palestina, esperando que la opinión le otorgará un respiro».

En este contexto, Olmert se reunirá en los próximos días en Jerusalén con el presidente de la Autoridad Palestina, Mahmud Abas, casi un mes después de un anterior encuentro que no desembocó en ningún resultado concreto.

También te puede interesar

Este sitio utiliza cookies para mejorar la experiencia de usuario. Aceptar Ver más

WhatsApp chat