Inicio NOTICIAS Israel busca James Bond informático

Israel busca James Bond informático

Por
0 Comentario

Henrique Cymerman.- En los últimos días, miles de israelíes expertos en alta tecnología e informática reciben en sus casas un sobre marrón no identificado, solamente con la menorá, el candelabro que simboliza el Estado de Israel. Dentro, hay una carta personal de Yuval Diskin, el jefe del prestigioso y temido Shin Bet, los servicios secretos internos. «En el último mes el Shin Bet logró evitar 25 intentos de atentados y detuvo a 17 suicidas potenciales – escribe Diskin- La opinión pública no es consciente, pero nuestro éxito en la lucha contra el terror está basado también en los sofisticados sistemas de información y de informática».

Las cartas llegan a las manos de programadores licenciados en Ciencias de la Informática de entre 24 y 32 años, que ya trabajaron al menos en una o dos compañías de alta tecnología y han probado ya en el pasado su originalidad y creatividad. Es la primera vez en la historia de la Inteligencia israelí que uno de sus brazos lanza una operación pública para movilizar a la elite de la informática israelí.

Fuentes del Shin Bet explicaron a La Vanguardia que desde mediados de los noventa la organización se apoya cada vez mas en el mundo del hi tech,por ejemplo, en la tecnología de las escuchas y en el espionaje electrónico. El entonces jefe del Shin Bet, Ami Ayalon, decidió que la informática sería la vanguardia de su organización y no sólo un medio de ayuda técnica.

Uno de los agentes identificado como Y, cuenta a este diario que en la famosa serie televisiva 24h,el atrevido agente Jack Bauer empuña su teléfono móvil mientras todo explota a su alrededor y pide información a su central sobre el personaje de turno al que persigue. «La agente al otro lado de la línea le da a las teclas de su superordenador e informa a Jack de los detalles mas íntimos del terrorista, tales como su comida preferida cuando era niño o sus preferencias sexuales», cuenta el agente Y. No se trata solamente de la imaginación del guionista, sino que estos sistemas ya existen en los megaordenadores del Shin Bet.

Yossi Vardi, el israelí que inventó un sistema de chateo por ordenador, es considerado en su país el número uno en el campo de hi tech.Ahora ayuda a la Inteligencia israelí a movilizar a los programadores mas originales. «Me enseñaron una gota en el océano de los desarrollos tecnológicos que existen aquí, y la verdad es que me quedé estupefacto. No sabía que era posible llegar tan lejos en el desarrollo de medios tecnológicos».

En el Shin Bet explican que su problema es que a raíz del carácter secreto de la organización no pueden entregar trabajos de desarrollo a expertos en el exterior de los servicios. «Por eso tenemos que desarrollarlo todo en nuestro seno y este es el motivo por el que estamos movilizando tantos programadores».

Una de las limitaciones de los servicios secretos es que no son capaces de competir con los sueldos de las compañías privadas. Para movilizar a nuevos agentes, utilizan dos argumentos: el desafío y adrenalina a chorros, y la seguridad laboral, inexistente en el sector privado.

La operación de reclutamiento del Shin Bet se hace en todo el mundo. Sólo en la primera semana recibieron 2.000 mensajes de correo. Muchos hackers se han sumado a la lista y no son rechazados de antemano. «No buscamos hackers de antemano, no es ese el objetivo pero si llega alguno excelente del punto de vista profesional y que no tiene problemas con la ley, estudiaremos su candidatura», dicen.

Ehud Tenenbaum, que cuando tenía 17 años logró entrar en los ordenadores del Pentágono, es hoy – años mas tarde- considerado un brillante programador. En Israel cuentan que los servicios de información norteamericanos tienen un sistema informatizado, que logran detectar cinco billones de mensajes electrónicos de los quince billones que todos los días pasan en la red. Lo único que están dispuestos a revelar en el Shin Bet es que su banco de datos electrónico es uno de los más grandes del mundo.

El gran temor de los informáticos del Shin Bet es que se pierda información crítica en este mar de mensajes, tal como ocurrió en el 11-S en Estados Unidos, donde informaciones sobre la intención de Al Qaeda de llevar a cabo los atentados se ahogaron en el océano de mensajes. Una de las principales misiones de los nuevos programadores es desarrollar sistemas para controlar dicha información.

Recientemente, ante las críticas generalizadas a la forma en cómo el ejército israelí dirigió la guerra de Líbano contra Hezbollah, el jefe del Estado Mayor del ejército, el teniente general Dan Jaluz, afirmó que quizá los oficiales pasaron demasiado tiempo frente a sus ordenadores en vez de conducir la campaña sobre el terreno.

En el Shin Bet rechazan ese tipo de acusaciones y recuerdan que la tecnología no reemplaza a los agentes sobre el terreno. El agente Y resume: «Sin embargo, los viejos dinosaurios reconocen que la semana pasada por ejemplo, la joven A., licenciada en Informática, apoyada por su equipo y por la tecnología, logró evitar un gran atentado, solamente con sus ordenadores».
LVD

También te puede interesar

Este sitio utiliza cookies para mejorar la experiencia de usuario. Aceptar Ver más

WhatsApp chat