Inicio NOTICIAS Papa bendice estatua santa Edith Stein muerta en Auschwitz

Papa bendice estatua santa Edith Stein muerta en Auschwitz

Por
0 Comentario

En la ceremonia participó el cardenal alemán Joachim Meissner, arzobispo de Colonia, la ciudad donde Edith Stein entró en un convento en el 1934.

Edith Stein nació el 12 de octubre de 1891 en Breslavia (ahora ciudad polaca), en el seno de una familia judía pero con 42 años se convirtió al catolicismo y entró en el convento de las carmelitas de Colonia, donde adoptó el nombre de Sor Teresa Benedicta de la Cruz.

Tras el comienzo de la Segunda Guerra Mundial, miembros de las SS alemanas se presentaron en el convento y la llevaron junto con su hermana Rosa al campo de concentración de Auschwitz, donde el 9 de agosto de 1942 murieron en el hornos de gas.

La religiosa fue beatificada el 1 de junio de 1987 en Colonia y canonizada el 11 de octubre de 1998 por Juan Pablo II, que de ella dijo que ‘es símbolo de los dramas de la Europa de este siglo’.

El papa Benedicto XVI se ha referido en varias ocasiones a su compatriota. La última vez fue en su visita al campo de concentración de Auschwitz-Birkenau, al concluir su viaje apostólico a Polonia el pasado 28 de mayo.

En aquella ocasión, el Papa comentó que sintió el deber de detenerse ante la lápida de Edith Stein. ‘Allí emerge ante nosotros el rostro de Edith Stein, Teresa Benedicta de la Cruz, judía y alemana, que juntamente con su hermana murió en el horror de la noche del campo de concentración nazi alemán; como cristiana y judía, aceptó morir junto con su pueblo y por él’, expresó Benedicto XVI.

La estatua de la santa alemana ha sido colocada en un nicho externo de la parte posterior de la basílica de San Pedro, donde en los últimos años han sido colocadas otras estatuas de santos, entre ellas la del fundador del Opus Dei, el español Jose María Escrivá de Balaguer.

También ha sido colocada otra de las santas española María Josefa del Corazón de Jesús (Josefa Sancho de Guerra), de la chilena Teresa de los Andes, de santa Brígida de Suecia, de santa Catalina de Siena y de san Marcelino Champagnat y la última bendecida por Benedicto XVI, la santa española Genoveva Torres Morales, canonizada por el papa Juan Pablo II durante su último viaje a España en mayo del 2003.

Las hornacinas de la parte exterior de la basílica fueron destinadas por Juan Pablo II a esculturas de santos y fundadores de nuestro tiempo.

En el Vaticano existen más de 150 esculturas, incluyendo las de la columnata de la Plaza de San Pedro.

También te puede interesar

Este sitio utiliza cookies para mejorar la experiencia de usuario. Aceptar Ver más

WhatsApp chat