Inicio NOTICIAS Beirut despliega sus tropas en el Sur

Beirut despliega sus tropas en el Sur

Por
0 Comentario

A tres días del cese de las hostilidades en Medio Oriente, Beirut activó ayer la segunda fase del plan de paz elaborado por las Naciones Unidas y dio luz verde a su ejército para que comenzara hoy el despliegue de 15.000 soldados en el sur del país, una zona controlada por el grupo terrorista Hezbollah y que las fuerzas regulares libanesas no pisan desde hace varias décadas.

En momentos en que la comunidad internacional busca delinear la conformación de la fuerza de la ONU (Unifil, por sus siglas en inglés) que ayudará a los militares libaneses en su tarea de restaurar la seguridad en la zona fronteriza, Israel continuó ayer con su retirada de algunos sectores del sur del Líbano, pero advirtió que podrá permanecer allí «durante meses» debido al temor de que Hezbollah recupere las posiciones perdidas.

«El gobierno tomó la decisión de enviar el ejército al Sur y comenzará el jueves [por hoy] a desplegar las tropas al sur del río Litani», dijo el ministro de Información libanés, Ghazi Aridi, quien se preocupó por aclarar que «no habrá en el área ningún otro poder más que el ejército libanés y no habrá otras armas más que las del ejército libanés».

Los primeros 2500 soldados libaneses cruzarán el río Litani -a 30 kilómetros de la frontera con Israel- en las primeras horas de hoy y tendrán como misión custodiar los poblados de Hasbaya, Marayoun y Khiam, y algunos puntos estratégicos.

Un comunicado del gabinete libanés, que cuenta con dos ministros de Hezbollah, señaló que el ejército no permitirá la presencia de ninguna autoridad ajena a la jurisdicción del Estado en el sur del Líbano, territorio que fue un bastión de los guerrilleros palestinos en los años setenta y de Hezbollah desde 2000. Sin embargo, el gobierno no precisó si tiene previsto desarmar a la guerrilla chiita -tal como lo exige la resolución 1701 aprobada el viernes pasado por el Consejo de Seguridad-, que resultó tener un impresionante arsenal escondido bajo tierra. «Es vergonzoso reclamar el desarme de la resistencia nacional mientras la sangre de los mártires está todavía caliente», dijo el presidente libanés, Emile Lahud.

Por el momento, el gobierno sólo indicó que su ejército se apoderará de las armas que «encuentre» en la región. «Si se encuentra un arma, incluso nuestros hermanos de Hezbollah dijeron que dejarían al ejército hacerse cargo», declaró el ministro de Información libanés. «No habrá confrontación con Hezbollah», agregó.

Paralelamente a la llegada de las tropas regulares libanesas, el ejército israelí continuó ayer su retiro del sur del Líbano, y entregó algunas posiciones estratégicas a la Unifil, que en la actualidad cuenta con 2000 cascos azules. Según algunas fuentes, Israel ya cedió el mando del 50 por ciento de los territorios que había ocupado.

En un claro intento de aumentar la presión sobre Beirut, poco antes del anuncio del gobierno libanés,el jefe del Estado Mayor israelí, el general Dan Halutz, había asegurado que Israel interrumpiría su retirada si el ejército libanés no se desplegaba en unos días. Halutz añadió que Israel mantendrá sus tropas en la zona «hasta que llegue la fuerza multinacional, aunque eso lleve meses». Anteayer había afirmado que, técnicamente, su país podría completar su retirada en unos diez días.

De hecho, Israel está interesado en que las tropas libanesas y las internacionales lleguen cuanto antes porque teme que Hezbollah aproveche el alto el fuego para reorganizarse.

El despliegue de una fuerza de paz podría concretarse «dentro de diez días», según informó ayer el vocero del secretario general de la ONU. Pero la conformación de esa fuerza, que contará con 15.000 militares de distintas nacionalidades, es actualmente tema de debate.

Candidatos para la misión

Reunidos en Bruselas, 12 de los 25 países miembros de la Unión Europea (UE) anunciaron ayer su disposición a participar de la fuerza de paz de la ONU, aunque no se tomó aún ninguna determinación. En la reunión de los embajadores de la UE se mostraron dispuestos a participar Bélgica, Alemania, Francia, Irlanda, Italia, Luxemburgo, Polonia, Eslovaquia, España, Suecia y la República Checa.

En cuanto a Estados Unidos, el presidente George W. Bush indicó recientemente que «por motivos históricos» no es posible una participación militar estadounidense en la región. Israel pretende que la tropa internacional esté compuesta por países que no figuren entre los enemigos del Estado judío, aunque dijo no estar en contra de una participación de naciones musulmanas.

La ONU había instado a Francia a dirigir la Unifil y París finalmente confirmó ayer su disposición a comandarla hasta febrero de 2007 y, según datos no oficiales, enviará entre 2000 y 4000 militares.

En tanto, se acelera la llegada de ayuda humanitaria y decenas de miles de desplazados continuaban volviendo ayer a sus hogares después de una guerra que duró 33 días, dejó 1200 muertos y provocó pérdidas de más de 3500 millones de dólares en el Líbano.
La Nacion

También te puede interesar

Este sitio utiliza cookies para mejorar la experiencia de usuario. Aceptar Ver más

WhatsApp chat