Inicio NOTICIAS Shlomo Ben Ami
La guerra simboliza el fracaso de la derecha israelí

Shlomo Ben Ami
La guerra simboliza el fracaso de la derecha israelí

Por
0 Comentario

A tres meses de su constitución, el gobierno israelí ya está privado de proyecto político. Y paradójicamente sólo Hamas puede evitarle caer en una agonía política sin perspectivas.

La desconexión y desmantelamiento masivo de las colonias de Cisjordania, de donde 80.000 colonos deben ser evacuados, constituyen una tarea mucho más delicada que el retiro unilateral de Gaza, operado por Ariel Sharon, que sólo abarcaba a 8.000 colonos. En Gaza, la desconexión provocó un tal estado de guerra que Israel debió invadir de nuevo los territorios que había abandonado hace menos de un año. ¿Cuáles serían entonces las chances de éxito de una operación similar en Cisjordania?

La operación «lluvia de verano» en Gaza mostró el error que supone la estrategia israelí de desconexión unilateral de los territorios palestinos. Las tristes lecciones del retiro de Gaza significan que la perspectiva de ver que arrojen misiles Kassam desde una línea de frente en Cisjordania sobre los grandes centros israelíes ubicados alrededor de Tel Aviv ya no puede ser vista como un escenario imposible.

En consecuencia, si Olmert desea salvar su «plan de convergencia», deberá hacerlo en colaboración con el gobierno de Hamas de Ismail Haniyeh. Lo que significa utilizar a la guerra en curso en Gaza como oportunidad para llegar con Hamas a un acuerdo, que sería de interés de Israel. Se beneficiaría así con una frontera temporaria, sí, pero estable dentro de Cisjordania. Pondría fin además al ostracismo internacional al que se vio condenado Hamas y le permitiría conciliar su rechazo ideológico de Israel con lo que sería un paso importante hacia «el fin de la ocupación».

El Hezbollah es un desafío de una naturaleza distinta. Israel no tiene una disputa territorial con el Líbano y la organización shiíta representa más bien una herramienta en la estrategia iraní y siria de desestabilización regional.

La guerra en dos frentes que libra hoy Israel traduce el fracaso de la filosofía de la derecha israelí, que es también la de los neoconservadores que rodean a Bush, según la cual un acuerdo con el mundo árabe y la corrección de los «estados rebeldes» de la región debieran preceder y ser la condición indispensable de una paz palestino israelí.

Hoy es de vital interés para Israel y los regímenes árabes moderados que la guerra en Líbano no degenere en una deflagración regional. A partir de ahora, Israel deberá contar con la protección que le brinda el muro invisible de la legitimidad internacional. La solución al conflicto palestino—israelí será internacional y pasará por la integración de fuerzas multinacionales sólidas y nombradas por la ONU.

Shlomo Ben Ami es un ex canciller israelí
Clarin

También te puede interesar

Este sitio utiliza cookies para mejorar la experiencia de usuario. Aceptar Ver más

WhatsApp chat