Inicio NOTICIAS Los higos, las primeras cosechas organizadas hace más de 11.000 años

Los higos, las primeras cosechas organizadas hace más de 11.000 años

Por
0 Comentario

Los higos fueron probablemente una de las primeras cosechas organizadas por el hombre hace más de 11.000 años, afirman antropólogos estadounidenses e israelíes en un artículo publicado hoy por la revista ‘Science’.

Los científicos de la Universidad de Harvard (EEUU) y de la Universidad de Bar-Ilan (Israel) aseguran que el hallazgo de higos deshidratados adelanta el nacimiento de la agricultura en unos mil años.

Además, según señalan, esos higos constituyen la primera prueba de que el cultivo de las higueras posiblemente fue anterior a la cosecha de trigo y cebada en el Oriente Medio.

Los restos de esos antiguos frutos se descubrieron en Gilgal I, una aldea del valle del Jordán y al norte de Jericó.

Al parecer, los higos se desecaron para conservarlos y dedicarlos al consumo humano, señalaron los científicos.

Ofer Bar-Yosef, científico de la Universidad de Harvard, explicó en una declaración que hace 11.000 años se dio un vuelco en el pensamiento del hombre que le llevó a cambiar el ambiente para atender sus propias necesidades.

‘La gente decidió intervenir en la naturaleza y crear su propio alimento en vez de depender de lo que pudieran entregarle sus dioses’, señaló.

‘El cambio a un estilo de vida sedentario, caracterizado por el cultivo de cebada o trigo, supuso un cambio dramático tras 2,5 millones de años en su historia de cazadores nómadas’, agregó.

Los antropólogos sabían que el hombre cultivó las higueras durante miles de años, pero la antigüedad de estos higos desecados sorprendió a muchos de ellos.

‘Se aceptaba que la higuera era cultivada en el Cercano Oriente hace unos 6.500 años’, manifiesta el científico.

Sin embargo, en este informe ‘anunciamos que hemos descubierto nueve higos carbonizados (…) almacenados en Gilgal I, una aldea neolítica, ubicada en el valle del Jordán, que datan de hace unos 11.400 y 11.200 años’, añade.

En su informe, los antropólogos señalan que el análisis de los higos mostró que se trata de una variedad grande, dulce y jugosa que es partenocárpica.

Este tipo de fruta partenocárpica no cae del árbol y se desarrolla sin polinización.

Debido a que el árbol no produce semillas, debe contar para su reproducción con la participación del hombre, que planta ramas que posteriormente se transforman en higueras.

Según Bar-Yosef, al advertir esta característica, el cultivo de las higueras parece haberse convertido en una práctica común.

‘En este acto intencionado de plantar una variante específica de una higuera, vemos el comienzo de la agricultura. Este higo comestible no habría sobrevivido sin la participación del hombre’, señaló.

También te puede interesar

Este sitio utiliza cookies para mejorar la experiencia de usuario. Aceptar Ver más

WhatsApp chat