Inicio NOTICIAS Kadima y Shas ultiman negociaciones para formar gobierno

Kadima y Shas ultiman negociaciones para formar gobierno

Por
0 Comentario

Representantes de los partidos Kadima y Shas ultiman hoy los detalles del acuerdo de coalición entre ambas formaciones, con vistas a la creación del próximo gobierno de Israel, que podría entrar en funciones la próxima semana.

Shas será el tercer socio con el que el designado primer ministro, Ehud Olmert, firme un pacto político para la próxima legislatura, después de que lo hayan hecho ya el Partido de los Jubilados y el Laborismo, este último el jueves.

La entrada del Shas en el gobierno de Olmert concederá a Kadima la mayoría parlamentaria, ya que con las otras dos formaciones políticas tiene únicamente el respaldo de 52 de los 120 escaños del Knéset (Parlamento).

En los últimos días, informaron fuentes de ambos partidos, se han resuelto muchas de las cuestiones problemáticas y hoy se entrevistarán Olmert y el líder del Shas, Eli Yishai, para cerrar los últimos detalles.

Una de las cuestiones más espinosas ha sido la demanda de los ortodoxos de obtener el Ministerio del Interior, cartera que han canjeado por un ministerio adicional.

Según el diario ‘Haáretz’, los doce diputados del Shas representan tres ministerios, pero Olmert ha preferido darles una cartera más a cambio de reservar para Kadima la titularidad sobre la de Interior, una de las más poderosas en Israel por sus recursos financieros y autoridad en legislación civil.

Shas encabezará los Ministerios de Comunicaciones, Industria y Comercio, así como las responsabilidades en materia religiosa, cargo ministerial que recae dentro de las facultades de la Oficina del Primer Ministro.

Si Olmert y Yishai resuelven hoy sus últimas diferencias, la firma del acuerdo se espera para el sábado por la noche o el domingo.

A continuación, los delegados de Kadima negociarán con el otro partido ortodoxo, el ‘Judaísmo Unido de la Biblia’, con el que ya han elaborado la mayor parte del acuerdo.

‘Haáretz’ informa hoy de que todos los partidos que se sumarán a la coalición han aceptado las líneas maestras del programa de gobierno sobre la evacuación de asentamientos judíos en Cisjordania, sin que se mencione el alcance de la retirada.

‘El territorio de los asentamientos judíos en Judea y Samaria (denominación bíblica de Cisjordania) se reducirá’, dice explícitamente el acuerdo firmado entre Kadima y el Laborismo, en el que ambas formaciones acuerdan trabajar para ‘definir las fronteras permanentes del Estado como un Estado judío de mayoría democrática’.

El acuerdo con los laboristas, eje central de la coalición de Olmert, también menciona que Israel buscará definir sus fronteras definitivas ‘a través de la negociación, para alcanzar un acuerdo con los palestinos en base a un reconocimiento mutuo, los acuerdos ya firmados, los principios que aparecen en la Hoja de Ruta, y el fin de la violencia y el desarme de los grupos terroristas’.

Las líneas maestras del Gobierno exhortan además a una subida progresiva del sueldo mínimo, la ampliación de los servicios públicos de salud, la reforma acordada del sistema educativo (hasta ahora el gobierno no cuenta con el respaldo de los maestros) y el mantenimiento del statu quo en el poder judicial (es decir, el gobierno no tratará de crear un tribunal constitucional).

El próximo gobierno israelí será uno de los más numerosos en la historia de este país, y tendrá 27 ministros.

También te puede interesar

Este sitio utiliza cookies para mejorar la experiencia de usuario. Aceptar Ver más

WhatsApp chat