Inicio NOTICIAS Hamas alude a una solución que contempla reconocer a Israel

Hamas alude a una solución que contempla reconocer a Israel

Por
0 Comentario

Shlomo Slutzky

Al término de una semana llena de declaraciones y desmentidos de ministros del Hamas respecto a la disposición a aceptar un solución del conflicto basada en la coexistencia de un Estado Palestino junto con Israel, ayer por primera vez el grupo ultrislámico mentó el concepto de una solución con dos estados. Así lo declaró el canciller del gobierno de los territorios palestinos Mahmolud al-Zahar al diario británico The Times, señalando que estaba dispuesto a discutir esa iniciativa con el cuarteto mediador en Oriente Medio, la ONU, EE.UU, la Unión Europea y Rusia.

La declaración, aunque luego fue atemperada y hasta corregida por los jefes de la organización pero no totalmente desmentida, no es un dato menor. Insinúa la intención del reconocimiento del Estado Judío, es decir el abandono de la amenaza de la destrucción de Israel que está en la proclama de Hamas, posición extrema que, desde que el grupo llegó al gobierno de los territorios, mudo al de no reconocimiento.

Al Zahar abundó a The Times señalando que «queremos hablar sobre cuál es el significado de la solución de dos estados. Queremos preguntar a ellos (el cuarteto) cuál es el concepto concerniente a esta solución. Y en qué bases se funda». No deja de ser interesante, además, que el canciller que hizo estos comentarios, era históricamente considerado como un halcón inflexible de su organización.

Para los analistas esto es producto de la presión política y económica internacional sobre los palestinos. Ayer la Unión Europea y también EE.UU. confirmaron la suspensión temporal de su crucial ayuda financiera al gobierno palestino hasta que se haga un reconocimiento claro de la existencia de Israel.

Fuentes palestinas consultadas ayer por la tarde afirmaban que el jefe de gobierno Ismail Haniyeh se alistaba a proponer al presidente Abu Mazen un plan para la solución del conflicto que incluiría el reconocimiento del Estado de Israel. Esa posibilidad fue luego desmentida, en el entendimiento que el camino aún no llegaría a tanto y se limitaría a lo dicho por el canciller.Para Israel, se trata de pura retórica.

La agenda original del encuentro entre los líderes palestinos tenía como propósito tratar la difícil situación financiera del gobierno palestino. Hay 140.000 funcionarios esperando el pago de sus salarios para lo que se necesitan 120 millones de dólares. Justamente los recursos que regresarían si hay un giro en las posiciones más extremas de la organización. Haniyeh y Mazen repudiaron anoche el corte de asistencia económica.

Otro tema considerable es el control sobre los servicios de seguridad. En el día de ayer se observó al premier Haniyeh movilizándose escoltado por cientos de militantes del brazo armado de Hamas, el Izadin El Kassam en lugar de los servicios de seguridad palestinos, sobre cuyo mando hay hoy discusión.

Haniyeh se mostró preocupado por la proclamación de Mazen como responsable de los pasos de frontera y los servicios de seguridad e inteligencia. Según las fuentes palestinas Haniyeh condicionaría su disposición a aceptar un acuerdo sobre la base de dos Estados a que el presidente renuncia al mando sobre los servicios de seguridad y los entregue al ministerio del Interior palestino, en manos de Hamas.

A la sala donde se entrevistaron anoche Haniyeh y Abu Mazen se introdujo la noticia de un nuevo operativo de eliminación selectiva de Israel en Rafah, donde militantes de los Comandos de Resistencia Popular -una organización que no acepta el cese de fuego dispuesto por Hamas- fueron muertos al salir de un campo de entrenamiento. En el ataque murió una niña de cinco años.

Ese grupo es el que reivindica la continuación de los disparos de cohetes kassam contra poblados israelíes cercanos a la frontera con Gaza, una acción contra la cual Israel devuelve con bombardeos. La conducta rebelde de los CRP está en discusión dentro de la sociedad palestina, que se ve damnificada por las represalias israelíes a medio año de haberse logrado la retirada israelí de Gaza. Parte de esta controversia se explica en las denuncias de extremistas palestinos contra las fuerzas de seguridad de los territorios de haber actuado en la represión de esos grupos.

En la primera sesión de su gobierno, Haniyeh proclamó el viernes de la semana pasada que prohibiría la portación de armas en público, una medida que Mazen no había logrado implementar. Haniyeh afirmó también que Abu Mazen tiene mandato para continuar las tratativas de paz con Israel, siempre que los resultados sean elevados al gobierno y el parlamento palestino.

También te puede interesar

Este sitio utiliza cookies para mejorar la experiencia de usuario. Aceptar Ver más

WhatsApp chat