Inicio NOTICIAS Cominzan las negociaciones para forjar alianzas de gobierno

Cominzan las negociaciones para forjar alianzas de gobierno

Por
0 Comentario

Los partidos israelíes inician mañana formalmente las negociaciones para forjar alianzas de gobierno, tras las elecciones generales ganadas por Kadima que necesita aliados para una coalición.

Kadima ganó las lecciones con la obtención 29 de los 120 escaños del Parlamento y tendrá que pactar con varias fuerzas, algo habitual en el fragmentado panorama político de Israel, con una legislación electoral que permite a una formación entrar en la Kneset con sólo el dos por ciento de los sufragios.

De los 12 partidos que entrarán en el Parlamento, Kadima, en un principio, considera socios potenciales a cinco, empezando por los laboristas que tienen 20 diputados.

No obstante, fuentes laboristas han filtrado este fin de semana a la prensa israelí que el partido no descarta presentar la candidatura de su líder, Amir Peretz, para formar gobierno, lo que los analistas consideran en parte una maniobra para tener una posición más fuerte en la negociación con Kadima.

También el Partido nacionalista Likud podría apoyar una candidatura a primer ministro de Peretz para bloquear un gobierno liderado por Kadima, partido fundado por el primer ministro Ariel Sharon, ahora en coma, tras abandonar el Likud en noviembre pasado.

Peretz se reunirá mañana, domingo, con los líderes de la formación pacifista Meretz, Yosi Beilin, y del Partido de los Jubilados, Rafi Eitán.

Meretz, con cinco escaños en el próximo Parlamento (Kneset), y el Partido de los Jubilados, con siete, son los socios que, en un principio, se pensaba que el líder de Kadima, Ehud Olmert, invitaría a entrar en su gabinete además de a los laboristas.

Con estos partidos Olmert tendría mayoría suficiente sacar adelante en el Parlamento su plan de retirada unilateral de parte de Cisjordania, sin tener que pedir siquiera el apoyo de los tres partidos árabes, que suman nueve escaños.

En la noche electoral del martes al miércoles, se pensó que el respaldo de las formaciones árabes sería indispensable, ya que los partidos antes citados sólo sumaban 59 escaños; pero el recuento final, difundido el jueves, ha dado un diputado más a Kadima y a Meretz y uno menos a los árabes.

No obstante, si bien la anterior constelación daría a Kadima el soporte necesario para ejecutar su política de seguridad, podría obligarle también a concesiones en el terreno económico y social que no desea.

En efecto, el Partido Laborista ha hecho campaña con un programa centrado en promesas de mejoras de la red social, los jubilados reclaman cambios en las pensiones, ahora no obligatorias, y Meretz tiene también un cariz social.

De ahí que los dirigentes de Kadima, en las conversaciones que se han ido celebrando entre bastidores antes de que el presidente Moshé Katzav, ordene mañana la apertura formal de negociaciones, hayan contemplando la posibilidad de buscar aliados a la derecha o entre los partidos religiosos.

Según el diario Haaretz, Olmert habría dicho en privado a miembros de su partido que prefiere la opción de Yisrael Betenu (Israel es Nuestro Hogar), partido de inmigrantes rusos, liderado por Avigdor Liberman, al ultra-ortodoxo Shas, porque, pese a que se opone a la retirada de Cisjordania, le parece ‘más fiable’.

Con Liberman Olmert se sentiría respaldado para hacer frente a las demandas sociales de Peretz que teme puedan volver a trastornar las finanzas públicas.

Un dirigente laborista, Benjamin Ben Eliezer, dio a entender hoy, en la radio pública israelí, que a lo que Peretz aspira es al cargo de ministro de Finanzas.

‘La Cartera de Finanzas es más importante que la de Defensa pues permitiría cumplir nuestras promesas de campaña’, dijo.

Kadima ha dado respuestas contradictorias a este mensaje; mientras el ministro de Turismo Abrahám Hirchson declaraba a la citada radio que no cree que Olmert haya excluido la posibilidad de darle Finanzas a Peretz, otro dirigente del partido, Haim Ramón, afirmaba a la televisión pública, que su partido quiere conservar ese Ministerio.

De no conseguir Finanzas, es posible que Peretz acabe siendo ministro de Defensa y con ello implicándose más en el plan de desconexión, pieza central del programa de un futuro gobierno de Kadima.

También te puede interesar

Este sitio utiliza cookies para mejorar la experiencia de usuario. Aceptar Ver más

WhatsApp chat