Inicio NOTICIAS Israel trabaja con la hipótesis de una victoria de Al Fatah en las elecciones palestinas

Israel trabaja con la hipótesis de una victoria de Al Fatah en las elecciones palestinas

Por
0 Comentario

El Gobierno y la clase política israelíes trabajan con la hipótesis de una victoria de Al Fatah en las elecciones palestinas, mientras se insinúa que si ganase el movimiento extremista Hamás las posibilidades de diálogo se reducirían al mínimo.

Israel es consciente de que la victoria de Hamás sobre el movimiento oficialista palestino Al Fatah en los comicios del próximo día 25 es una posibilidad con la que tiene que trabajar, sobre todo porque los sondeos apuntan a que el ganador lo será por un estrecho margen, de modo que todas las opciones permanecen abiertas.

Hamás sigue abogando en su programa máximo por la desaparición del Estado de Israel y su sustitución por un Estado palestino con capital en Jerusalén, a lo que hay que añadir su condición de movimiento islámico, frente al laicismo y la moderación en el plano religioso que practica Al Fatah.

No obstante, cabe preguntarse qué podría hacer Israel si Hamás vence en las elecciones.

Por un lado, puede suceder lo que afirmó hoy el ex ministro israelí de Asuntos Exteriores, Silván Shalom, quien prácticamente descartó cualquier iniciativa negociadora en caso de una victoria de Hamás, y, en particular, subrayó que no habría ninguna oportunidad para la ‘Hoja de Ruta’, el escueto plan de paz del Cuarteto tantas veces bloqueado.

En una intervención ante la Conferencia de Herzliya, un foro independiente sobre cuestiones de seguridad y defensa que se celebra anualmente en esa ciudad al norte de Tel Aviv, Shalom hizo hincapié en que si Hamás vence en los comicios, Israel tendrá que darse cuenta de que ya no dispone de un interlocutor válido con quien negociar y que la ‘Hoja de Ruta’ no se podrá poner en práctica.

‘Si al día siguiente de las elecciones hay constancia plena de la victoria de Hamás, Israel deberá proceder a romper los vínculos con la Autoridad Nacional Palestina (ANP)’, subrayó Shalom ante la Conferencia de Herzliya.

Sin embargo, la sustituta de Shalom al frente de Exteriores, Tzipi Livni, trata de ser más cauta (o menos tajante) en cuanto a la consideración de la hipótesis de que Hamás venza en los comicios del día 25.

En una entrevista al ‘Washington Post’ y a la revista ‘Newsweek’, la primera que concede como ministra de Exteriores y de la que se hace eco la prensa israelí, se le pregunta a Livni si Israel seguirá adelante con ulteriores planes de desconexión, incluso si Hamás se hace con el Gobierno de la ANP, a lo que la ministra se limita a responder que ‘Israel ha adoptado la ‘Hoja de Ruta».

‘Seguimos el camino fijado por la ‘Hoja de Ruta’. No estamos hablando de dar más pasos unilaterales. Ahora lo que estamos esperando es que los palestinos cumplan su palabra’, dijo Livni, quien tiene previsto intervenir mañana, lunes, en ese foro.

Por su parte, el primer ministro en funciones, Ehud Olmert, no se plantea un segundo Plan de Desconexión, en este caso relativo a Cisjordania, con independencia de cuál sea el resultado de los comicios palestinos, según fuentes israelíes.

Olmert, que intervendrá en dicho foro el próximo martes, víspera de los comicios palestinos, subrayará el compromiso de Israel con la ‘Hoja de Ruta’, indicaron las fuentes, citadas por la edición electrónica del diario ‘Haaretz’.

Asimismo, es muy posible que el jefe del Ejecutivo israelí en funciones presente una oferta al presidente de la ANP, Mahmud Abás, para reanudar las negociaciones de paz, si los palestinos se deciden a desarmar y neutralizar las organizaciones terroristas, según lo establecido en la ‘Hoja de Ruta’.

Olmert se reúne hoy con Tzipi Livni y el ministro de Defensa, Saúl Mofaz, así como con varios altos cargos militares y de los servicios secretos para estudiar los posibles escenarios al ‘día siguiente’ de los comicios palestinos.

Así, en materia de negociaciones, las condiciones de seguridad implican que Israel no debería negociar con ningún funcionario palestino que fuera un cargo electo de Hamás para evitar sentar precedentes ‘que pudieran ser explotados por la comunidad internacional’, señala el rotativo.

En cuestiones de calendario, Israel no hará ‘movimientos diplomáticos significativos’ al menos hasta que no se conozcan los resultados oficiales y definitivos de las elecciones palestinas – lo que no se produciría al menos hasta dos semanas después- y probablemente tampoco hasta la celebración de los comicios israelíes del próximo 28 de marzo.

No obstante, los asesores militares han recomendado al primer ministro en funciones que evite cualquier acción que pueda debilitar a la ANP, como congelar sus fondos, aun en el caso de que Hamás venza en los comicios.

También te puede interesar

Este sitio utiliza cookies para mejorar la experiencia de usuario. Aceptar Ver más

WhatsApp chat