Inicio NOTICIAS La película palestina sobre suicidas, difícil de ver en Israel

La película palestina sobre suicidas, difícil de ver en Israel

Por
0 Comentario

Uno de sus productores, Amir Harel, es israelí, y parte del marketing fue pagado por un fondo para las artes del Gobierno judío, pero hasta ahora, las salas en las que ha aparecido la película han sido únicamente algunas filmotecas.

Harel culpó a las durísimas críticas que recibió la película – incluso meses antes de ser terminada – de parte de los israelíes que han sufrido atentados durante la segunda Intifada palestina.

«Parece que los distribuidores han hecho un simple cálculo, y han decidido que no necesitan el lío de las manifestaciones políticas fuera de los cines», declaró.

A pesar de que en general tienen una actitud liberal hacia las artes, los israelíes suelen reaccionar de un modo adverso ante aquellas obras relacionadas con su largo conflicto con los palestinos.

Esto le ha pasado a la última película de Steven Spielberg, «Múnich», que trata sobre la muerte de varios atletas israelíes durante los Juegos Olímpicos de 1972 en esta ciudad alemana, y que ha sido acusada de tendenciosa y de criticar las políticas de seguridad israelíes.

«Paradise Now» muestra a los palestinos sufriendo las dificultades de la vida diaria bajo la ocupación israelí, aunque sus personajes discuten si esto justifica utilizar la violencia.

Uno de los suicidas está motivado no solo por la venganza, sino por la necesidad de redimir el que un familiar espiara para los israelíes, mostrando las presiones que hay en la sociedad palestina contemporánea.

Para muchos israelíes, la simple exploración de este asunto con cierta comprensión supone un insulto a las víctimas de los atentados suicidas.

A la controversia se ha añadido el que en los globos de Oro se dijera que provenía de «Palestina», que no existe formalmente como estado. Su director, Hany Abu Asad, nació en la ciudad árabe israelí de Nazaret.

Los palestinos sí han respondido bien a la obra, aunque en su caso el problema con la distribución es sobre todo logístico, ya que sólo hay un cine en funcionamiento, en la localidad cisjordana de Ramala.

Su designación como mejor película en lengua extranjera en los globos de Oro la convierte en una seria candidata para los Oscar.

También te puede interesar

Este sitio utiliza cookies para mejorar la experiencia de usuario. Aceptar Ver más

WhatsApp chat