Inicio NOTICIAS Sharon fue sometido con «éxito» a una traqueotomía

Sharon fue sometido con «éxito» a una traqueotomía

Por
0 Comentario

El dirigente, de 77 años, seguía «grave pero estabilizado» y el último escáner muestra que no ha habido cambios en su cerebro, según los portavoces del hospital Hadassa, donde está internado desde el 4 de enero.

Foto ampliada
«La traqueotomía fue un éxito y se llevó a cabo sin problemas (…) El examen del cerebro realizado previamente no reveló ningún cambio», explicó el portavoz del centro médico, Ron Krumer.

No obstante, el primer ministro sigue inconsciente pese a que no recibe ningún tipo de anestesia y el hospital Hadassa no da a entender que existan grandes mejorías en su estado, más allá de ligeros movimientos de pies y manos ante estímulos de dolor.

A partir de ahora y gracias a esta traqueotomía, que fue practicada bajo anestesia general, el oxígeno entrará por un orificio creado en la parte alta del cuello y no por el tubo de plástico que estaba introducido en su boca.

Este procedimiento facilitará la respiración de Sharon y le ayudará a separarse poco a poco de la máquina de respiración asistida a la que sigue unido.

Contactado por la AFP, el neurocirujano argentino Félix Umansky, encargado del tratamiento de Sharon, afirmó que este procedimiento ayudará al ministro a respirar de forma independiente, como ya ha empezado a hacer poco a poco, y a estar menos expuesto a las infecciones.

«Cuando pensamos que un paciente va a estar intubado (con un conducto introducido en la boca o la nariz para respirar) todavía varios días es conveniente hacer una traqueotomía», declaró el experto.

Pero el estado de salud de Sharon provoca cada día más preocupación y multiplica las especulaciones en Israel, donde la prensa ya asegura que sólo «un milagro» podría salvarlo en este momento.

«Si Ariel Sharon no recobra la consciencia en los días venideros, sus posibilidades de recuperarse serán mínimas», declaró a la AFP uno de los médicos que se ocupan del dirigente.

Los doctores que le tratan son incapaces de pronosticar cuándo despertará el dirigente o incluso si despertará un día, pero insisten en que los progresos registran el ritmo normal y no hay razón para perder la esperanza.

«No existen razones para ser pesimistas. La prensa y otros médicos no están dando a este hombre el tiempo suficiente para recuperarse. Hay que ser pacientes porque el proceso va a ser largo», afirmó Umansky.

Además, el miedo a que el cerebro de Ariel Sharon haya sufrido daños mayores que le impidan llevar una vida medianamente normal en caso de despertarse, es cada día mayor en Israel.

Pese a esta situación, el fiscal general israelí, Menahem Mazuz, se niega a declarar por ahora la «incapacidad permanente» del dirigente ya que significaría que su estado es irreversible y prefiere mantener la «incapacidad temporal».

Mientras tanto, Ehud Olmert ha tomado las riendas del país hasta el 28 de marzo, fecha de las elecciones legislativas, y mantiene hasta entonces todas las prerrogativas de un primer ministro.

El domingo, el primer ministro tomó su primera gran decisión desde que ocupa el cargo de Sharon y autorizó el voto palestino en Jerusalén-este en las próximas legislativas del 25 de enero.

Así, los palestinos podrán depositar su papeleta en cinco oficinas de correos de esta parte de la ciudad, ocupada y anexada en 1967, tal y como ocurrió en las pasadas legislativas, en 1996, y en las presidenciales de 2005.

Sin embargo, Olmert subrayó con firmeza que el movimiento radical Hamas tiene prohibido «entrar a Jerusalén y hacer campaña» en la ciudad, y advirtió de que sus miembros serían detenidos en caso de intentarlo.

Efectivamente, poco después, cuatro candidatos del grupo islamista, entre ellos el número dos en las listas electorales, Mohammed Abu Tir, fueron arrestados en la ciudad, cuando intentaban desafiar la prohibición israelí.

Según un reciente sondeo, Hamas posee en este momento un 30% de las intenciones de voto, ligeramente por detrás del Fatah, el partido de la Autoridad Palestina, con un 35%.

No obstante, las autoridades israelíes y estadounidenses han dejado claro al presidente de la Autoridad Palestina, Mahmud Abas, que las conversaciones de paz se congelarán si Hamas entra a formar parte del gobierno.

Se espera que Olmert tome otras decisiones importantes en los próximos días, tales como nombramientos de varios ministros, ya que el gobierno israelí se encuentra en un momento atípico.

Después de la dimisión de los cuatro ministros del Likud (derecha) el ejecutivo está exclusivamente compuesto por miembros de Kadima, nuevo partido de Sharon, pero sólo cuenta con siete ministros, contando a Olmert.

También te puede interesar

Este sitio utiliza cookies para mejorar la experiencia de usuario. Aceptar Ver más

WhatsApp chat