Inicio NOTICIAS ENTREVISTA AL PRESTIGIOSO ANALISTA SAMUEL HADAS
«Es muy probable que la `era Sharon´ pueda seguir aun sin él»

ENTREVISTA AL PRESTIGIOSO ANALISTA SAMUEL HADAS
«Es muy probable que la `era Sharon´ pueda seguir aun sin él»

Por
0 Comentario

Vine hace 52 años por idealismo», dice Samuel Hadas, y en su mirada, inmóvil por un instante, cruza un relámpago de recuerdos. «Pero no es éste el Israel que yo soñé», agrega poniendo punto final a un tema que no tiene interés en evocar. Argentino, primer embajador israelí en España y en la Santa Sede, Samuel Hadas es uno de los analistas más prestigiosos y consultados de Israel. De lo que sí quiere hablar es de la pregunta que se hacen todos. ¿Podrá el partido Kadima, creado por Ariel Sharon a su imagen y semejanza, sobrevivir sin él? «Es muy probable que la »era Sharon» continúe aun sin él», dice.

—¿Cómo definiría la «era Sharon»?

—Es una etapa que él inició hace dos años. Hacía tiempo que la sociedad israelí, agotada de la guerra, venía dando un giro y presionando para llegar a una solución pacífica con los palestinos, basada en un compromiso que la obliga a hacer concesiones. La creación de un Estado palestino ya está prácticamente aceptada por la gran mayoría de los israelíes. Sharon entendió esto y produjo ese cambio, que muchos no creyeron verdadero y que otros lo entendieron como consecuencia de esa presión acumulativa que venía ejerciendo el pueblo israelí. Casi el 70% de los israelíes quiere una solución.

—¿Un 70%? La misma cifra que alcanza la popularidad de Sharon.

—Bueno, este número disminuye si la encuesta se realiza después de un atentado. Sharon ganó una gran popularidad porque la gente vio que él podía hacerse cargo de las dos cosas que más le importan: la seguridad y la posibilidad de dar el paso adecuado en el momento necesario hacia la paz, como la evacuación de Gaza, un plan que realizó en contra de la opinión mayoritaria del Likud. Por eso se fue y creó otro partido.

—Fundó el Kadima a su medida, pero ¿puede existir sin su creador?

—Sí, porque Sharon creó un partido que respondiera a la necesidad que hoy tiene la opinión pública israelí. El creó el marco para que la mayoría silenciosa se exprese. Claro que alrededor de su figura…

—¿Y qué garantía hay de que su sucesor Ehud Olmert herede también ese apoyo mayoritario?

—Es difícil saber. Pero Olmert es un político habilísimo que se conoce todos los recovecos de una política compleja como es la israelí. Olmert fue el primero en lanzar, de una manera muy enfática, la idea de la evacuación de colonos en Gaza.

—Supongamos que Kadima gana las legislativas. ¿Se pueden mantener unidos dirigentes que vienen de partidos opuestos sin el único elemento aglutinador que tenían y que era Sharon?

—La pregunta es si Kadima va a poder conformar una coalición de centroizquierda, aliándose con el laborismo, que es lo que quiere la mayoría de Israel. El Kadima puede seguir sin Sharon si la opinión pública israelí se siente representada en él y si los dirigentes actúan en forma homogénea.

—¿Eso qué significa?

—Kadima no tiene estructura orgánica: no tiene instituciones. Sharon era el que iba a elegir los diputados para el Parlamento antes del ataque cerebral. ¿Y ahora quién los elige? El reglamento partidario no contempla lo que pasó. Entonces están con problemas legales y van a tener que estructurar un estatuto para superar el vacío que deja la ausencia de Sharon. Afortunadamente Olmert y los demás están actuando con mucha cautela porque han comprendido que sin un liderazgo, el único camino que tienen para no desaparecer es presentar una imagen de partido homogéneo con una ideología clara.-
Por Telma Luzzani.
Clarin

También te puede interesar

Este sitio utiliza cookies para mejorar la experiencia de usuario. Aceptar Ver más

WhatsApp chat