Inicio NOTICIAS Se reaviva el espinoso debate sobre los límites de la vida

Se reaviva el espinoso debate sobre los límites de la vida

Por
0 Comentario

Como casi todo en Israel, la condición de Ariel Sharon toca tanto la punzante lógica del mundo secular como los caprichos de la fe.

Después de que los médicos comenzaron ayer a sacar a Sharon de su coma inducido, su estado podría pasar a ser parte de las espinosas discrepancias entre los catedráticos judíos acerca de los límites de la vida y qué medidas deberían adoptarse para mantenerla.

El primer ministro y su familia -y no una autoridad religiosa- tienen la última palabra sobre las vitales decisiones médicas que podrían surgir.

La crisis de salud de Sharon se produce en momentos en que los líderes israelíes y los rabinos afrontan cuestiones como el derecho a negar la aplicación de medidas para prolongar la vida, cuándo declarar muerta a una persona, y de qué modo se ajusta al halacha, el cuerpo de la ley judía.

¿Cuándo está viva una persona? ¿Cuándo está muerta? ¿Qué nivel de intervención es apropiado? «Estos interrogantes ya no tienen una definición clara en el mundo moderno», expresó el rabino Noam Zohar, profesor de filosofía y bioética de la Universidad de Bar Ilan.

De acuerdo con los códigos legales judíos, está prohibido hacer algo que acelere la muerte. Pero otras enseñanzas señalan que está permitido quitar un «impedimento» que se interponga en el camino del fin natural de la vida, como el caso de un tubo de alimentación o un respirador artificial.

Es probable que todas las medidas médicas disponibles sean aplicadas en el caso de Sharon, que tuvo un estilo de vida secular y prestó poca atención a los criterios judíos ortodoxos. Sin embargo, la necesidad de un equipo para mantenerlo con vida podría generar una especie de enfrentamiento religioso en Israel como ocurrió en Estados Unidos con el caso de Terri Schiavo, que tenía una lesión cerebral y murió el año pasado después de que le retiraron el tubo que la alimentaba.

«Cuando existe una situación en la que alguien puede vivir años con apoyo vital artificial, ya no se trata de una cuestión teológica sino ética», indicó el doctor Mordechai Halperin, un rabino que dirige el Instituto Schlesinger, con sede en Jerusalén, que estudia la tecnología médica y la ley judía.

En Israel, los médicos habitualmente dejan que las familias o los pacientes decidan si el tratamiento debe ajustarse totalmente a códigos seculares o religiosos. Las desavenencias entre los rabinos incluso llegan hasta el lecho de muerte.

Muchos rabinos acatan una decisión del rabinato en jefe -la máxima autoridad religiosa- y que define la muerte como la inactividad irreversible de importantes partes del cerebro. Pero otros consideran que el centro de la vida está en el latido del corazón, que puede continuar incluso con un cerebro sumamente lesionado.

«Con todas las medidas disponibles hoy para sustentar la vida, es difícil describir cuándo se produce la muerte en un hospital moderno. La religión aún está tratando de ajustarse a esa realidad», afirmó Zohar.
La NAcion
Por Brian Murphy
De la Agencia AP

Traducción: Luis Hugo Pressenda

También te puede interesar

Este sitio utiliza cookies para mejorar la experiencia de usuario. Aceptar Ver más

WhatsApp chat