Inicio NOTICIAS Primer parte médico
Sharon sufre una parálisis parcial tras una ‘masiva’ hemorragia cerebral

Primer parte médico
Sharon sufre una parálisis parcial tras una ‘masiva’ hemorragia cerebral

Por
0 Comentario

El primer ministro israelí, Ariel Sharon, ha sufrido una parálisis parcial de su cuerpo tras sufrir una «masiva» hemorragia cerebral, segun fuentes de su gabinete citadas por el diario digital Haaretz. Sharon continúa siendo intervenido en un hospital de Jerusalén.

Según estas mismas fuentes, esperan «un milagro» que salve la vida del líder judío, a pesar de que los doctores han declarado que las posibilidades de recuperación son «muy bajas».

Sharon ingresó la pasada noche al sufrir una hemorragia cerebral «masiva». Según los doctores un nuevo coágulo habría obstruido el riego en el cerebro del primer ministro y habría provocado la hemorragia, por lo que ha sido necesario recurrir a cirugía de emergencia para frenarla.

Tras más de cuatro horas en quirofano, el equipo médico formado por los doctores argentinos, Félix Umansky y José Cohen, concluyeron a las 02.30 de la madrugada la primera parte de la operación, consistente en frenar la hemorragia, mientras se sigue la operación «con normalidad».

El portavoz del Hospital en el que ingresó inesperadamente, el doctor Mor Yosef, dijo que Sharon debía ser anestesiado y asistido con respiración artifical, por lo que «se ha decidido transferir los poderes al viceprimer ministro», Ehud Olmert.

Una importante fuente política ha dicho que su estado es crítico y que podría no recuperarse.

Por otro lado, y ante la gravedad del primer ministro israelí, el gabiente político ha decidido convocar una reunión no programada para hoy por la mañana, con el fin de estabilizar la situación.

Sharon, de 77 años, iba a ser ingresado hoy en un hospital de Jerusalén para someterse a una angioplastia mediante cateterismo para suturar una pequeña perforación en su corazón. Este problema podría haberle causado el infarto cerebral que sufrió en el mes de diciembre.

El ex líder del Likud estuvo entonces hospitalizado durante 40 horas por una diminuta mancha en el cerebro que «no significa nada y que ha dejado el coágulo», pero esa situación le que condujo al infarto cerebral, según explicó el médico israelí del Hospital Universitario Hadasa Ein Karem de Jerusalén.
El Mundo

También te puede interesar

Este sitio utiliza cookies para mejorar la experiencia de usuario. Aceptar Ver más

WhatsApp chat