Inicio NOTICIAS Los ministros del Likud presentarán sus dimisiónes el domingo

Los ministros del Likud presentarán sus dimisiónes el domingo

Por
0 Comentario

Los intentos de generar un frente de oposición a la intención del nuevo líder del Likud, Biniamín Netaniahu, de sacar del Gobierno a los cuatro ministros del Likud que aún lo integran, fracasó, y los ministros, aparentemente muy a pesar suyo, aceptaron presentar el próximo domingo la dimisión.
En un principio Netaniahu había exigido que lo hagan a principios de la corriente semana pero los ministros le convencieron para que espere hasta después de la intervención médica a la que se somete Ariel Sharón este jueves.
Los ministros en cuestión son cuatro, el de Relaciones Exteriores, Silván Shalom; de Educación, Cultura y Deportes, Limor Livnat; de Salud, Dani Navé, y de Agricultura, Israel Katz, quienes siguen en el Gobierno a pesar de que Sharón dejó el Likud hace menos de dos meses para formar a Kadima.
Shalom y Livnat, con el argumento de que el Gobierno «fue escogido por los votantes del Likud« , se oponen a dimitir y sostienen que este paso favorecerá a Sharón. Sin embargo, después de una larga reunión de los ministros con Netaniahu, estos aceptaron que la decisión del flamante líder del partido sea vinculante a todos.
Netaniahu, que desde que fue electo a la presidencia del Likud dos semanas atrás exhorta a la dimisión de los ministros del Likud, sostiene que la permanencia de esos ministros en el gabinete de Gobierno, presidido por un adversario político, «es una incongruencia«.
Los ministros consideraron la opción de confrontar a Netanaiahu a una prueba de liderazgo en el caso de delegar la decisión al Comité Central del partido, maniobra que estaban en condiciones de llevar a cabo amparados por la constitución del Likud, pero, según ellos, decidieron renunciar a esta medida «en bien del partido, a pesar de que consideran al abandono del Gobierno un paso perjudicial para el partido.
«El único objetivo de esta maniobra es permitirle a Netaniahu asumir el cargo de líder de la oposición«, dijo uno de los ministros.
Analistas califican la sorprendente unidad entre Netaniahu y su rival en la interna, el ministro de Relaciones Exteriores, Silván Shalom, como un plan estratégico de ambos políticos. Shalom, según este punto de vista, después de asegurar su segundo lugar en la lista electoral del Likud, no se opone abiertamente a los paso de Netaniahu aún cuando estos van en contra de su opinión, como en el caso de la renuncia al Gobierno. Sin embargo, Shalom cooperará todo tiempo que Netaniahu no fracase, en caso de una resonante caída en las elecciones de marzo Shalom culpará a Netaniahu e intentará reemplazarlo.
Por su parte, Netaniahu comenzó a interesarse en la formación de la lista electoral y destacó su deseo de que diputados con imagen honesta ocupen los primeros lugares, personas como Gidón Saar, Mijael Eitan, Iuval Steinitz, Uzi Landau, Guilad Arden y Natán Scheransky e Iuli Edelstein, estos dos últimos, de origen ruso, ofician de representantes de los inmigrantes. A estos se agregan los cuatro ministros que dimiten el domingo.
Netaniahu, según sus allegados, manifestó también su deseo de alejar de la lista electoral a los diputados Iejiel Jazan y Mijael Gorlovsky, los protagonistas del sonado caso del «doble voto« en la Knéset dos años atrás.
Aurora

También te puede interesar

Este sitio utiliza cookies para mejorar la experiencia de usuario. Aceptar Ver más

WhatsApp chat