Inicio NOTICIAS Israel aceptará que los palestinos voten pero fuera de Jerusalén

Israel aceptará que los palestinos voten pero fuera de Jerusalén

Por
0 Comentario

El Gobierno israelí no pondrá obstáculos a los vecinos palestinos del municipio de Jerusalén que quieran participar en las elecciones del día 25 en Cisjordania y Gaza, pero tendrán que hacerlo fuera del perímetro del ayuntamiento.

Esta era la información que hoy, miércoles, difundían fuentes del Gobierno de Ariel Sharón al trascender que Estados Unidos favorece la inclusión de Jerusalén, donde residen unos 230.000 vecinos de la comunidad palestina, en esos comicios parlamentarios.

El Poder Ejecutivo israelí, decían esas fuentes, no tendrá inconveniente en que los palestinos ejerzan el derecho de votar ‘pero no dentro del perímetro de Jerusalén’, o sean en localidades vecinas, como Abu Dis, donde reside su primer ministro, Ahmed Qurea, como ocurrió en los comicios de enero de 1996.

De momento, las autoridades israelíes no se han expedido oficialmente sobre el asunto con el argumento de que no se sabe, finalmente, si la Autoridad Nacional Palestina (ANP) permitirá celebrar o aplazará esas elecciones legislativas.

A pesar de la incertidumbre, los principales partidos en liza por los 132 escaños del Parlamento palestino, Al Fatah y Hamas, comenzaron ayer martes sus respectivas campañas.

La decisión israelí era aguardada para mañana, jueves, después de una reunión con un enviado del presidente estadounidense George Bush, Eliott Abrams, y otros de la secretaria de Estado Condoleezza Rice, David Welch, interesados en la celebración de esas elecciones.

El argumento israelí para impedir la apertura de colegios electorales dentro del perímetro municipal de Jerusalén era explicada por la fuentes del Gobierno diciendo que en los comicios participan candidatos del Movimiento Islámico Hamas, que no reconoce la legitimidad del Estado de Israel y cuenta con una milicia armada.

En las primeras elecciones nacionales de enero de 1996, a raíz de los acuerdos de Oslo (1993), el Gobierno israelí autorizó la participación de los palestinos de Jerusalén en cinco sucursales de correo situadas en el sector oriental de la ciudad, donde emitieron su voto sólo unos mil vecinos. El grueso votó localidades vecinas.

Esa actitud, según los analistas, se debió al temor a represalias, como las de perder algunas ventajas de las gozan los israelíes residentes en Jerusalén, y que también corresponden a los vecinos palestinos aún sin ser ciudadanos del país.

En el trasfondo de esta polémica se hallan la pretensión israelí de que Jerusalén es su ‘capital indivisible’, y la de los palestinos de establecer en la alcazaba y en los barrios orientales -donde residen- la capital de su futuro Estado independiente.

Israel se anexionó más de veinte barrios y aldeas palestinas tras la guerra de junio de 1967, en un área de 70 kilómetros cuadrados, para ampliar el territorio del distrito.
EFE.-

También te puede interesar

Este sitio utiliza cookies para mejorar la experiencia de usuario. Aceptar Ver más

WhatsApp chat