Inicio NOTICIAS HotShot, gran invento israelí

HotShot, gran invento israelí

Por
0 Comentario

Un día nevado y frío de invierno del año 1994, el estudiante israelí Solomon Franco iba camino, en Londres, a la Escuela de Leyes, cuando descubrió que se había formado, durante la noche, hielo sobre su parabrisas.

Fue una experiencia completamente nueva para él y le llevó unos pocos minutos darse cuenta que, la única manera de quitarlo, era raspar el parabrisas con la mano, bajo heladas temperaturas. Mientras tiritaba de frío, pensaba, que esa situación era ridícula. Entonces, empezó a reflexionar cómo era posible que la humanidad hubiese desarrollado tecnología para alcanzar la luna, pero que aún no hubiera encontrado una manera de limpiar simple y automáticamente los parabrisas de la nieve y el hielo.

Con esta idea abandonó sus estudios de leyes y se dedicó a hallar y comercializar una solución a uno de los problemas más espinosos que persigue a la industria automotriz. Cuando retornó a Israel, conoció a Vycheslav Ivanov, un nuevo inmigrante de la ex Unión Soviética, que había trabajado para la agencia espacial rusa. Juntos crearon Microheat, en 1997. Ocho años después, contando a Ivanov como Jefe Técnico, lograron resolver el problema y alcanzar su cometido. Microheat no sólo desarrolló HotShot – un sistema inteligente de lavado térmico de fluidos para limpiar y descongelar parabrisas, sino que, instalada la empresa en Michigan, firmó acuerdos con la General Motors y con casi todas las empresas fabricantes de automóviles del mundo.

Los primeros vehículos con la tecnología de Microheat se encuentran en showrooms americanos; la compañía planea una gran oferta Nasdaq para el año próximo, y para el año 2009, el Presidente de Microheat, Gary Pilibosian, cree que cada auto nuevo en el mundo contará con esta tecnología.

HotShot, fue presentado al mercado en el show APPEX en Las Vegas en el 2002. Es un sistema compacto y fácil de usar que, de manera inteligente, calienta fluidos hasta los 65 grados centígrados y luego los rocía a intervalos específicos para quitar la nieve, el hielo, insectos, y la suciedad de los parabrisas de automóviles y camiones, vidrios traseros del auto, luces, y sensores de radar.

La tecnología, que mejora la seguridad visual del conductor, funciona con la presión de un botón. El fluido es calentado durante unos 30 – 40 segundos, dependiendo de las temperaturas exteriores y, luego, es rociado sobre el parabrisas. Sólo se calienta la cantidad necesaria de fluido para el primer rociado, y el siguiente rociado es previamente calentado.

La pequeña unidad, que forma parte del sistema eléctrico del vehículo, puede ser instalada en cualquier auto y está ubicada entre el depósito del fluido limpiaparabrisas y el sistema eyector de rociado. Funciona independientemente del radiador y el spray antihielo del vehículo, de modo que opera mucho antes que el auto se haya calentado.

El interés en Microheat fue alto desde sus inicios. En el año 1998, Peter Neustadter, empresario israelí que también invirtió en MobilEye Vision Technologies, colocó 1.5 millones de dólares en la compañía. En el 2003, tomó el control de Microheat y, actualmente, Franco con 35 años de edad, sigue formando parte del Consejo de Directores de la compañía.

En la actualidad, comenta Pilibosian, Microheat firmó convenios de cooperación con Hyundai, Ford, Nissan, Volvo, Mercedes – Benz, Kia Motors, Daimler Chrysler, Audi y Fiat.

También te puede interesar

Este sitio utiliza cookies para mejorar la experiencia de usuario. Aceptar Ver más

WhatsApp chat