Inicio NOTICIAS Abás no aceptará celebrar los comicios, si los vecinos palestinos de Jerusalén no pueden votar

Abás no aceptará celebrar los comicios, si los vecinos palestinos de Jerusalén no pueden votar

Por
0 Comentario

EFE.-El vicepresidente de la Autoridad Nacional Palestina (ANP), Nabil Shaat, ha manifestado que las elecciones legislativas del próximo día 25 sólo se aplazarán por dos motivos, si Israel prohibiese votar en Jerusalén o por acuerdo entre los partidos.

En declaraciones que hoy, lunes, difunde el diario oficialista palestino Al Ayam, Shaat dijo que el Gobierno del presidente Mahmud Abás no aceptará celebrar los comicios, si los vecinos palestinos de Jerusalén no pudiesen ejercer el derecho de votar en un colegio electoral en la calle de Saladino, junto a la ciudad antigua.

El Gobierno del primer ministro israelí, Ariel Sharón, no ha adoptado ninguna resolución oficial al respecto, es decir, prohibir a los vecinos palestinos de Jerusalén -un tercio de sus habitantes-votar dentro del perímetro municipal, pero esta es ‘la tendencia’, según fuentes citadas hoy por la radio pública israelí.

El Gobierno de Israel, cuyo Parlamento declaró en 1980 a Jerusalén su ‘capital eterna e indivisible’, se opone a actividades políticas de la ANP dentro de su perímetro municipal.

A su vez, la ANP exige establecer la capital de un futuro Estado palestino en la alcazaba y ciudad vieja, y en los barrios y aldeas de la zona oriental, que ese país se anexionó tras la guerra de junio de 1967.

Shaat dijo al matutino que la ANP ‘no hará ninguna concesión’ a Israel, que en las primeras elecciones legislativas, celebradas en enero de 1996, tres años después de los ‘acuerdos de Oslo’, autorizó a los palestinos votar en cinco sucursales de correo de Jerusalén.

El aplazamiento de los comicios, a causa de otros motivos, es exigido por distintas personalidades del movimiento Al Fatah, entre ellas el primer ministro Ahmed Qurea, ante la posibilidad de que sus rivales de la Resistencia Islámica (Hamas) logren buena parte de los 132 escaños parlamentarios y, eventualmente, el poder.

También Israel impugna la participación -por primera vez- de Hamas en los comicios palestinos por las consecuencias que ello puede acarrear en relación con el estancado proceso de paz.

El máximo dirigente de Hamas en la franja de Gaza, Mahmud a-Zahar, declaró hoy a los periodistas que su movimiento ‘sigue viendo en Israel a un enemigo, no a un asociado (para la paz)’, y por tanto seguirá su lucha por ‘su eliminación por todos los medios, y también después de las elecciones legislativas’.

Un equipo interministerial presidido por el principal asesor de Sharón, Dov Weisglas, comenzó a analizar hoy en Jerusalén las opciones que tendrá Israel si los integristas palestinos, que se niegan a desarmarse, llegasen al poder, aunque sea en una coalición.

A-Zahar, médico de profesión, dijo que Hamás no participará en negociaciones con Israel, ‘aunque formemos parte del Gobierno’, en alusión a una coalición con Al Fatah, cuyo histórico líder, Yaser Arafat, reconoció oficialmente a ese Estado como presidente de la Organización para la Liberación de Palestina (OLP) al refrendar los ‘acuerdos de Oslo’ con el primer ministro israelí Isaac Rabin.

Hamas y la Yihad Islámica nunca se han afiliado a la OLP, la coalición de las organizaciones nacionalistas palestina.

También te puede interesar

Este sitio utiliza cookies para mejorar la experiencia de usuario. Aceptar Ver más

WhatsApp chat