Inicio NOTICIAS Peres y una coalición por la paz

Peres y una coalición por la paz

Por
0 Comentario

El veterano dirigente israelí Simón Peres ha anunciado esta noche que abandonará el Partido Laborista para apoyar la candidatura de Ariel Sharon a primer ministro en las elecciones generales del próximo 28 de marzo.

«Me he preguntado cuál es el objetivo central de Israel en los próximos años y no me cabe la menor duda de que es la paz», dijo Peres en una rueda de prensa en su oficina de Tel Aviv. Y agregó: «En la constelación (política) actual, sólo una coalición por la paz puede conseguirla», por lo que «colaboraré con Ariel Sharon», cuyo nuevo partido amplía su ventaja y derrotaría cómodamente a sus rivales en las elecciones generales de marzo, según reveló un sondeo publicado del diario ‘Yediot Ahronot’.

Recordando a su mentor político, el fundador del Estado de Israel, David Ben Gurión, Peres dijo haberse visto frente a la disyuntiva de escoger «entre el interés nacional y el interés partidario».

Peres, de 82 años, ha militado en formaciones laboristas desde hace 46 años, y ha ocupado la mayoría de los cargos de la administración pública israelí, con la excepción de la presidencia, que perdió en 2000.

A cambio de su apoyo a Sharon, los analistas consideran que el político laborista obtendrá un cargo de relevancia para el desarrollo de zonas rurales en el norte y sur de Israel, como embajador de la paz, o como «ministro para la paz». Aunque no lo ha confirmado esta noche, Peres dio a entender que no se incorporará oficialmente al nuevo partido «Kadima» del primer ministro, sino que le apoyará desde afuera. Ello significa que no se presentará candidato a diputado en las próximas elecciones generales.

Según una encuesta publicada hoy, Kadima conseguiría 34 escaños en un Parlamento de 120 diputados, uno más que en un sondeo de la semana pasada. El Partido Laborista, posiblemente el socio de Kadima en el nuevo Gobierno, ganó también un escaño, con un total de 27, según el sondeo del independiente Instituto Dahaf.

El Likud, que ha dominado la vida política israelí durante las tres últimas tres décadas, retrocedió de 40 a 10 escaños, por lo que pasa a ser el cuarto partido más importante del país, después del ultraortodoxo Shas. «Sharon aniquiló al Likud», afirmó el analista político Hanan Crystal a la radio israelí. «Se llevó un tercio de los legisladores del partido y la mayoría de los votantes del Likud», agregó.

La alianza entre Peres y Sharon, que han sido a la vez adversarios y ocasionalmente aliados en las últimas tres décadas, coronaría un mes de agitación política.

La conmoción comenzó a principios de noviembre cuando el sindicalista Amir Peretz derrocó a Peres como jefe del Partido Laborista. Apenas dos semanas después, Sharon, de 77 años, anunció que abandonaba el derechista Likud, que ayudó a fundar hace más de 30 años para crear el moderado Partido Kadima (Adelante).
LVD

También te puede interesar

Este sitio utiliza cookies para mejorar la experiencia de usuario. Aceptar Ver más

WhatsApp chat