Inicio NOTICIAS *Una vieja Mishná condujo hacia una víctima del Holocausto.

*Una vieja Mishná condujo hacia una víctima del Holocausto.

Por
0 Comentario

Un feligrés de la sinagoga se acercó por casualidad a los libros y por curiosidad abrió uno.

Miró en su interior y vio el nombre de «Moshé Shmuel Ehrlich – Lodz» escrito en la cubierta interior.

El libro que fue impreso en Lituania en 1929 también llevaba el sello del ahora disuelto Ministerio de Asuntos Religiosos con las palabras «Libros de Polonia» por debajo.

El feligrés, Dov Tennenbaum, de 43 años, residente de Tel Aviv se dio cuenta de que el libro que tenía en sus manos había pertenecido probablemente a una víctima del Holocausto.

En la década del 50, cientos de libros sagrados como este, que habían pertenecido a judíos polacos asesinados en el Holocausto llegaron a Israel desde Polonia y fueron distribuidos en la s sinagogas de toda la nación. La Mishná en cuestión pertenecía al Seder Nezikin, la serie de la Mishná que se ocupa de la ley civil y criminal judía.

Tennenbaum retiró la Mishná de la pila de libros que iban a ser enterrados y acicateada su curiosidad hizo una investigación en la nueva base de datos sobre el Holocausto del Yad Vashem en Internet (www.yadvashem.org) para ver si podía encontrar alguna información sobre el propietario original del libro.

La avanzada base de datos, que fue lanzada el año pasado, enumera los nombres de tres millones de los que fueran asesinados en el Holocausto.

Tennenbaum escribió el nombre que aparecía en la cubierta del libro y lo encontró en una lista alemana de prisioneros en el Ghetto de Lodz así como también en una «Página de testimonio» que detallaba la muerte de Ehrlich y que había sido completada por el hermano de Ehrlich, Joseph, que vive ahora en Florida.

Emocionado por el descubrimiento, Tennenbaum llamó a los Estados Unidos a Joseph, quien se conmovió de tener repentinamente un objeto que había pertenecido a su hermano Moshe.

Joseph, de 82 años, era el único miembro de su familia que había sobrevivido al Holocausto, en tanto que su hermano de 21 años y el resto de su familia fueron asesinados por los nazis en el campo de la muerte de Chelmno, en 1942.

Joseph Ehrlich, que era un adolescente en la época del Holocausto, dijo en una entrevista telefónica desde Florida que había llenado la página de testimonios en el Yad Vashem hacía medio siglo. Ahora, seis décadas después del Holocausto. está esperando ansiosamente la llegada por correo de la Mishná que una vez perteneciera a su hermano mayor.

Por Etgar Lefkovits
Jerusalem Post – El Reloj.com

También te puede interesar

Este sitio utiliza cookies para mejorar la experiencia de usuario. Aceptar Ver más

WhatsApp chat